- patrocinador -

nieve1.jpg

Los encantos que hacen de Suiza un lugar único para disfrutar de las vacaciones de invierno son muchos. Después de hacer un recorrido por las ciudades turísticas más importantes del país helvético y de ver las maravillas de la nieve, es hora de deleitarse con las ofertas de restaurantes que se encuentran en las montañas.

El restaurant de montaña Flöna ofrece un ejemplo de creatividad en cocina: allí no se usa electricidad, ya que todo se prepara en un antiguo horno de leña. La también antigua cabaña de caza y un taller con mucho estilo, que data de 1880, ejemplifican la belleza que se puede encontrar en las alturas. De hecho, se accede a pie o esquiando 100 metros junto a la pista “Derby”.

restaurant-1.jpgEl restaurante Aebi también se encuentra por sobre el nivel del mar, a casi 1600 metros.  Un lugar para todos pero pareciera especialmente diseñado para románticos, ya que se puede acceder hasta allí a través de trineos acarreados por caballos y carruajes. Sin embargo, para quienes prefieran el transporte propio, también se llega con autos vía Gilbach.

En materia arquitectónica, está emplazado en una fachada de 222 años y constituye el lugar de encuentro de los trabajadores de las pistas de esquí, ya que su perfecta ubicación les permite tener una vista panorámica de 360 grados de las pistas.

Por si fuera poco, en el emblemático Holzstübli también se pueden alquilar trineos. Es un lugar pequeño y muy antiguo, a 1300 metros de altura en medio de la zona de esquí. Hasta él se puede acceder sobre el sendero de invierno, pero también a través del tren de montaña, una de las maravillas del casi perfecto sistema de transportes públicos de Suiza.

restaurant-3.jpgLas vacaciones no son sólo cosas de adultos, por eso también están aquellos restaurantes que ofrecen variedad de entretenimientos para niños. Entre ellos se encuentra el Alpstubli, que permanece abierto los 7 días de la semana y cuenta con un completo parque infantil fácilmente visible.

Este punto de encuentro, tanto para gente local como para los visitantes, está considerado como el lugar más acogedor para las familias que elijan las montañas de Suiza. Además, es muy recomendada su gastronomía y la carta de vinos, la “más interesante” de toda la región.

La variedad es muy amplia y la conjunción es completa y perfecta. La belleza sin igual de las montañas, blancas de nieve, se complementan con la práctica de deportes y la atención de los restaurantes, al momento del relax y la contemplación. Para parejas románticas y para familias enteras, todos cuentan con ofertas para alcanzar el esplendor en el invierno. El lugar es único. El lugar es Suiza. 

- patrocinador -