También conocida por los residentes locales de la capital ucraniana como “Casa Gorodetsky”, la Casa con Quimeras es uno de los principales recintos arquitectónicos que podemos visitar en esta ciudad, y que destaca especialmente por su extraño estilo, denominado por los especialistas como “Art Nouveau”, aunque en sus orígenes se trataba únicamente de un edificio de apartamentos particulares, aunque muy lujosos.

De la misma forma, no se puede dejar de mencionar que esta construcción fue levantada por el arquitecto Vladislav Gorodetsky, entre los años 1901 y 1902, y que la misma se encuentra ubicada en el número 10 de la calle Bankova, al otro lado de la oficina del presidente de Ucrania, y no casualmente forma parte del histórico barrio de Pechersk.

Incluso, es tal su trascendencia ligada a la vida de Ucrania, que desde 2005 este emplazamiento ha sido refaccionado, a fin de convertirse en residencia presidencial para ceremonias diplomáticas y oficiales, aunque mantiene su distintivo, las Quimeras, como se denomina a los ornamentos utilizados en su construcción, los cuales increíblemente, y si se afina el ojo, podemos ver que representan distintos animales y escenas de caza a los mismos.

En cuanto a los tintes innovadores arquitectónicos de este edificio, podemos mencionar que el mismo pertenece al denominado Art Nouveau, el cual recién comenzaba a desarrollarse por la época en la que fue construido, motivo por el cual es considerada la Casa con Quimeras, como uno de los centros más representativos del estilo.

Incluso, fue tal la importancia que tuvo para la vida profesional de Gorodetsky esta construcción, que muchos de sus colegas y admiradores comenzaron a llamarlo entonces como “el Gaudí de Kiev”, en referencia a su buen gusto, y la exquisitez de su creación, que también contemplaba adornos con flores y nuevamente animales, tanto en el exterior como en el interior del edificio, y que se conservan perfectamente.