Uno de los puntos turísticos y de interés mejores que podemos encontrar en los Estados Unidos, al menos desde el punto de vista de las formaciones naturales sobre el terreno, tiene que ver con la famosa Cordillera de las Cascadas, conocida localmente como Cascade Range, y que se basa en la existencia de una importante cordillera en la parte occidental del país, que recorrer los estados de Washintgon, Oregon y California.

Una de las características más interesantes de esta cadena montañosa, además, tiene que ver con que nuclea tanto montañas no volcánicas, como otras que sí lo son, como por ejemplo las cimas afiladas de North Cascades, o los volcanes que pertenecen a la zona de High Cascades, formando parte además del Parque Nacional de las Cascadas del Norte, situación que le permite estar protegido por el gobierno local.

En otro orden, también es interesante saber que las Cascadas forman parte del Cinturón de Fuego del Pacífico, como los expertos en geografía lo denominan. Para entender lo famoso del asunto, es necesario saber que siempre que escuchen acerca de una explosión importante en los Estados Unidos, las chances de que la misma se produzca en esta zona, son altísimas.

De hecho, si pensamos en las últimas grandes explosiones sucedidas en Norteamérica, tenemos que remontarnos a las de Lassen Peak, con varios sucesos entre 1914 a 1921, y luego en 1980, la erupción del Monte Santa Helena, que fue la más famosa a nivel internacional de todas ellas, a pesar de que recientemente, en el año 2006, se produjeron algunas explosiones inferiores.

Por todas las cuestiones que mencionamos anteriormente, una buena parte de los turistas que llegan a este sitio son estudiantes de geología, además de expertos en volcanes que pretende conocer un poco más acerca del funcionamiento de los mismos, ya que se trata de un sitio que presenta una actividad bastante importante durante la mayor parte del tiempo.