isla-de-fesdu

Si se busca el fin del mundo, un rincón en el que nadie te pueda localizar y, en el peor de los casos, que no puedan llegar hasta allí a buscarte, ese lugar existe y está en las Maldivas, concretamente en el atolón North Ari de la Isla de Fesdu, en el hotel W Retreat & Spa.

Allí sólo podrás llegar con hidroavión desde el Male Seaplane Airport que está a 72 kilómetros. El pasaje cuesta unos 200 euros y es necesario avisar al hotel para que los empleados preparen la llegada al embarcadero, una vez allí sólo hay que dejarse llevar y disfrutar en las suites, algunas de ellas con piscinas privadas.

isla-de-fesdu1

Es necesario tener en cuenta que el avión opera sólo durante el día porque por la noche no puede amerizar. El arrecife de coral, aquello que constituye el gran impedimento para acercarse hasta la isla por otro medio que no sea el áereo, es uno de los mayores atractivos del atolón.

Bucear en sus aguas es una experiencia única y desde el hotel ofrecen grandes facilidades, cursos y excursiones para poder nadar junto a los tiburones ballenas, el pez martillo o los peces manta. Después del baño es muy recomendable una cena romántica con marisco a la luz de la luna.