isla san anastasia(1)

Fuera de la bellísima ciudad de Sofía, que podemos destacar como el principal reducto turístico cultural de Bulgaria, se encuentran también muchos más relacionados con el aspecto cultural nacional, entre los que no podemos dejar de mencionar, concretamente, la hermosa isla de San Anastasia, que se ubica en medio del Mar Negro, siendo uno de los varios islotes pertenecientes a la nación.

En concreto, esta isla se encuentra ubicada a una distancia de aproximadamente un kilómetros y medio de la costa local, cerca de la ciudad de Burgas, a apenas 12 metros por encima del nivel del mar, con la particularidad de haberse constituido en la única de las islas de la costa búlgara sobre el Mar Negro, que posee habitantes durante todo el año.

De hecho, en los últimos años, los avances en planificación y calidad de vida han sido sustanciales en la isla, al punto de que se han realizado muchísimas instalaciones de electricidad y agua potable, de forma que es cada vez mayor la cantidad de ciudadanos búlgaros que se muestran interesados en trasladarse a un sitio en donde reina la tranquilidad y el contacto con la naturaleza por sobre todas las cosas.

Por la parte etimológica, se debe señalar que el nombre de San Anastasia proviene directamente de un antiguo convento que se encontraba ubicado en la isla, el cual fue funcional desde la Edad Media, y que luego de algún tiempo sin ser utilizado, pasó a ser habitado nuevamente en los siglos XVIII y XIX, hasta abandonarse de forma definitiva en 1923, cuando la isla fue tomada como cárcel para los delincuentes búlgaros.

A día de hoy, sin embargo, se trata de un punto turístico más de todos los que podemos llegar a encontrarnos en Bulgaria, al punto de que cuenta con sus edificios, su muelle, un par de bares, y todo lo necesario para pasar una buena tarde de recorrida por el lugar.