horta

Radiante e imponente se eleva en la colina de Montmartre la Basílica del Sacré Cour, en uno de los barrios más tradicionales y pintorescos de París. Se comenzó a construir en 1875 y se finalizó en 1914.

No se sabe muy bien acerca del motivo de su construcción: algunos sostienen que es un homenaje a los franceses caídos durante la guerra franco-prusiana y otros, para redimirse ante Dios en una época donde la política exterior de Francia no estaba precisamente en su apogeo.

De cualquier modo, es una de las iglesias francesas que llama la atención por la disposición de su estructura en forma de cruz griega y su estilo bizantino, pero algo que realmente se destaca son sus cuatro magníficas cúpulas y su maravilloso color.

horta

Es uno de los monumentos más visitados de París y se puede llegar por medio del funicular, también en autobús y por que no trepando sus escalinatas que también proponen un paseo aparte ya que músicos y artistas callejeros se dan cita en el lugar para atracción de los visitantes.

Un dato muy curioso: esta basílica se construyó con dinero recaudado en colectas realizadas en todo el territorio francés e inclusive en la piedra de la basílica pueden observarse algunos de los nombres que contribuyeron con la obra.

Vía│Escapadas Europa

1 Comentario