Entre todas las festividades interesantes que podemos encontrarnos en Europa, una de las que abarca la mayor parte del continente sin haber llegado a otras partes del mundo, es la denominada “Noche de Walpurgis”, la cual se realiza especialmente en Suecia, donde se la llama “Valborgsmässoafton”, y en Alemania, para cuyos habitantes se trata de la “Walpurgisnacht”, que se lleva adelante entre la noche del 30 de abril y la madrugada del 1 de mayo.

Esta celebración, que algunos denominan también “noches de Brujas”, es una de las más importantes entonces de todo el mundo, aunque la verdad es que ni siquiera los historiadores tienen demasiado claro cuál es su origen, más allá de que la mayoría de ellos considera que el mismo podría estar relacionado con algún ritual celta, que se expandió posteriormente por todo el continente.

En este sentido, lo que si parece claro, es que los pueblos de la antigüedad, utilizaban este rito, para celebrar de alguna manera el paso de la primavera al verano, que de hecho es festejado por la mayoría de las civilizaciones actuales, en el marco de distintos eventos. Algunos creen, entonces, que podría haberse tratado de una festividad de Beltane en honor a Belenos, dios del fuego, aunque nada de eso está confirmado.

En la actualidad, aunque podemos presenciar estos festejos en muchos de los países de Europa, la verdad es que pocos le ponen la pasión de Suecia y Alemania, por lo que se recomienda especialmente estos dos destinos para poder disfrutar de la Noche de Walpurgis, siendo que incluso, en cada caso, existen una serie de pueblos que son más recomendados que otros, por los eventos que se desarrollan en torno a la festividad. De cualquier modo, es muy difícil que uno se sienta indiferente ante festejos de este calado, y miles de turistas participan de los mismos como si les fueran propios.