Entre todos los sitios turísticos que tiene Noruega, pocos destacarán tanto en los meses por venir como aquellos que se encuentran relacionados con los deportes de invierno. Y es por eso que en esta ocasión vamos a mencionar especialmente la zona de Holmenkollen, que se trata sobre todo de un área especialmente diseñada para la realización de diferentes actividades relacionadas con la nieve, pero por sobre todo con el esquí.

Es en este sentido que este sitio, ubicado en las afueras de la capital noruega, Oslo, se ha convertido en una de las principales zona recreativas, tanto para los residentes locales, como para quienes llegan del resto del país, e incluso de distintas partes del continente, muchos de los cuales se encuentran atraídos sobre todo por la famosa plataforma de salto de esquí local, que ha sido sede de competiciones deportivas desde el año 1892.

Además, como el lugar se encuentra cercano a la zona de Vestre Aker, un barrio de la capital, junto al barrio de Marka, y cerca de una de las regiones de bosques más importantes de toda Europa, aunque siempre dentro de los límites de la ciudad, y que le permite poner a disposición de los turistas una enorme cantidad de paisajes naturales realmente espectaculares.

Uno de los peores momentos de la zona de esquí de Holmenkollen se produjo, sin embargo, la noche del 22 de agosto de 1992, cuando un grupo de jóvenes locales, sin razones aparentes, y que luego serían identificado, incendiaron las instalaciones principales del lugar, por el cual el mismo permanecería cerrado al público por cuatro años, hasta 1996.

Para finalizar, otro de los elementos clásicos de la zona es el ferrocarril de Holmenkollbanen, que todos los turistas se encuentran interesados en conocer, y que forma parte de una de las ramificaciones del metro de Oslo, permitiéndonos llegar a las estaciones de esquí, siempre y cuando nos bajemos en las paradas de Besserud y Holmenkollen.