Finlandia es uno de los países del norte más encantadores a la hora de mostrar el exótico paisaje y la tranquilidad de los bosques frondosos que parecen sacados de los cuentos de hadas. En la denominada región de los lagos encontraremos una gran variedad de atractivos, desde la ciudad de Helsinki con su diseño y arquitectura hasta sus parques y rutas que invitan a conocer lo mejor de los países escandinavos.

Al norte de Helsinki está Porvoo, una primera parada en el camino hacia la zona de los lagos. Su casco medieval es muy bello y es una excelente zona para comprar artesanías. La Catedral de Porvo es uno de los grandes atractivos arquitectónicos y uno de sus lugares más fotografiados.

lagos-finlandia

Saimaa, el primer lago

El más grande de Finlandia, es uno de los paisajes lacustres más emblemáticos del norte de Europa. Es totalmente navegable y siempre encontraremos barcas de pesca y embarcaciones de turistas que llegan desde Rusia para recorrer las aguas tranquilas y espejadas del lago.

Cerca del lago está la fortaleza de Olavinlinna y la ciudad de Savonlinna. Allí está ambientadala historia de Tintín y el cetro de Ottokar, uno de los cómics belgas más divertidos de Hergé. Una de las cualidades de esta fortaleza es que sus canales nunca se congelan, por esa razón la fortaleza nunca pudo ser asediada mediante la táctica reiterada de congelar las vías de acceso acuático.

Otro destino natural es el Parque Nacional de Linnansaari, rodeado por las aguas del lago Haukivesi. Aquí los bosques de coníferas ganan protagonismo y demuestran su antigüedad. Hay una gran variedad de animales pequeños y aves que a medida que se acerca el verano van despertando para crear un entorno mágico.

Por último están las ciudades de Kuopio y Petajavesi. Aquí la cultura y la historia se dan la mano para acercar a los viajeros a un final increíble para un recorrido por la zona de los lagos. Si te gustan las propuestas variadas de naturaleza y cultura en Finlandia no dejes de recomendarle esta ruta a tus amigos.