Tivoli es una ciudad poco conocida y muy cercana a Roma donde encontraremos 3 villas históricas impresionantes. Cada año aumenta el número de turistas que visitan esta localidad, una excusa perfecta para alejarse de los ruidos y el bullicio de Roma y conocer un poco más sobre la historia y los encantos de la historia romana.

Si estás decidido a conocer Tivoli, entonces prepárate para conocer más acerca del Emperador Adriano, fuentes encantadoras y una extensa oferta de paseos entre la naturaleza italiana. Las villas Adriana, Gregoriana y Villa de Este forman parte del Patrimonio de la Humanidad y nos invitan a conocer más sobre la historia y la naturaleza de la región.

tivoli-2

El Emperador Adriano dice presente

La Villa Adriana recibe su nombre por este gran emperador cuyo nombre es de origen hispano. La villa era su lugar de retiro y cuenta con más de 30 edificios en una extensión 1 kilómetro cuadrado. Muchos todavía se encuentran enterrados pero se han podido rescatar partes del diseño. La villa tenía una residencia privada para el emperador, vivienda para los miembros de la corte, los pretorianos y los esclavos. También había edificios deportivos y para presenciar espectáculos artísticos.

La Villa del Este, también conocida como Villa de los Jardines, es una de las demostraciones más completas de arquitectura italiana en jardines. Fue construida por orden de Hipólito II de Este inspirado por la villa de Adriano. La Fuente de Neptuno es uno de sus atractivos más importantes, realizada por Bernini y restaurada luego en el siglo XX.

tivoli-1

La última es la Villa Gregoriana que combina las ruinas de la antigua villa con la naturaleza que ha ido ganando lugar con el paso de los años. Fue construida durante el pontificado de Gregorio XVI en el año 1834 luego del desvío del río Aniene. Las reliquias y restos de diferentes épocas invitan a los amantes de la naturaleza a perderse en sus rincones atractivos y extensos.