carretera de Beartooth

Aunque normalmente cuando hacemos desplazamientos con nuestro coche para llegar al destino de las vacaciones solemos fijarnos en el camino que llevamos adelante, pocas veces le damos mayor trascendencia que parar un par de minutos. Sin embargo, existen en el mundo entero muchas carreteras que son consideradas sitios de excepción turística, y por eso es que en este caso queremos enseñarte cinco de las mejores.

Desde luego, no podemos dejar de mencionar el imponente viaducto de Millau, en Francia. En concreto, se trata del más alto del mundo, el cual recorre el valle Tarn, en el macizo montañoso Massif. Claro, lo curioso de la misma es que fue hecha para evitar las concentraciones de coches en el poblado que lleva su mismo nombre, y se extiende por encima del mismo, por eso las espectaculares vistas.

Luego, en Europa también pero más hacia el norte podemos encontrarnos el famoso Puente de Oresund, muy visto por los viajeros porque se encarga de conectar la capital danesa Copenhague y la ciudad sueca de Malmo. En su caso, la enorme cantidad de vehículos, incluyendo líneas de tren, que pasan por allí, son su mayor atractivo.

Más tarde, la carretera del Atlántico es otra de las que no podemos perdernos por ningún motivo. En su situación, se encarga de unir las islas que hay entre Molde y Kristiansund. El litoral que atraviesa, con sus muchas y variadas vistas, la hace muy recomendable para todos los viajeros.

Finalmente, en los Estados Unidos, y sobre todo para esta época de nieve, imposible dejar de mencionar lo que sucede con la famosa carretera de Beartooth, en Wyoming, y considerada una de las más bellas de todo el continente americano. En su caso, sobresale por la gigantesca cantidad de lagos y cataratas que podemos encontrarnos en sus alrededores, aunque en invierno es bastante difícil de transitar.