Los pasillos subterráneos son muy atractivos para los fanáticos del turismo histórico y cultural. Existen numerosas ciudades donde las catacumbas se han convertido en atracciones turísticas de importancia, siendo las de París las más visitadas. En Europa también hay otro conjunto de catacumbas muy populares, están ubicadas en la ciudad de Odesa en Ucrania.

El laberinto de catacumbas de Odesa se extiende por 2500 kilómetros y toma la forma de galerías sorprendentes que esconden diferentes secretos sobre la historia de la región. La red de túneles de Ucrania se fue formando a lo largo de la historia por los procesos kársticos y por eso sus estructuras irregulares. Fueron utilizadas como refugio y otras funciones dependiendo el momento.

catacumbas-odesa

Los escondites de Odesa

Por su carácter subterráneo y oculto, las catacumbas de Odesa sirvieron como escondite para bandidos, contrabandistas y rebeldes soviéticos que llevaban a cabo la revolución contra los fascistas durante la Segunda Guerra Mundial.

Hoy los túneles de Odesa son uno de los puntos más atractivos de la historia de la ciudad, por su extensión difícilmente pueda ser analizado en su totalidad. El trazado irregular de los caminos y las diferentes galerías hacen que el paseo se divida en diferentes zonas que podemos escoger de acuerdo al servicio turístico que contratemos.

El acceso a las catacumbas se puede hacer desde diferentes puntos de la ciudad. Edificios antiguos, barrancas en las afueras de la ciudad o zonas costeras. Muchos de los accesos están tapiados debido a peligro que supone ingresar en las catacumbas por cuenta propia.

El recorrido controlado se hace partiendo desde Nierúbayskoya, en el Museo de las Catacumbas. El camino además ha sido diseñado para mostrar a los visitantes diferentes objetos que se fueron encontrando en las investigaciones y excavaciones de las catacumbas. ¿Ya decidiste cuando viajar a conocer las catacumbas de Odesa?