- patrocinador -

Se sabe que uno de los grandes atractivos turísticos que Polonia pone a disposición de las personas que le visitan es el aspecto cultural. Y en Europa, lo cultural está muy cercano a lo religioso, por lo que en esta ocasión vamos a hablar específicamente del recorrido por las Iglesias de la Pequeña Polonia, una serie de recintos de culto, que se encuentran desparramados por varias ciudades locales, atrayendo viajeros de todo el mundo.

Cuando hablamos de las Iglesias de la Pequeña Polonia, lo primero que debemos saber a nivel turístico es que las mismas se encuentran establecidas en varias pequeñas localidades, como pueden ser las de Dębno Podhalanskie, Binarowa, Blizne, Haczów, Lipnica Murowana y Sękowa, pero se las considera un único atractivo, debido a que todas ellas han sido construidas mediante la utilización de troncos de madera en forma horizontal, y levantadas en la Edad Media.

De hecho, es tal la trascendencia de todas estas Iglesias de la Pequeña Polonia, que las mismas fueron establecidas, como un conjunto turístico y cultural, como parte de la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 2003, lo que incluso les ayudó notoriamente a aumentar la cantidad de visitantes que se acercan a verlas.

Además, este tipo de construcciones son prácticamente inéditas en el mundo, ya que están relacionadas con el choque de dos estilos arquitectónicos. Por un lado, el católico romano, y por otro, el perteneciente a las iglesias ortodoxas del este de Europa, de forma que cumplen con requerimentos de ambas corrientes.

Incluso, tienen otros detalles que hablan del clima de la zona, como la inclinación de los techos, para que ni la nieve ni el agua se estanquen sobre ellos, y otra de sus características muy salientes son los murales pintados en su interior, realmente preciosos, así que ya sabes de un interesante recorrido a realizar cuando estés en Polonia.

- patrocinador -