Las mejores capitales del arte europeo 2

Continuamos nombrándote las mejores ciudades para disfrutar del arte, para que, si esta es la modalidad de turismo que prefieras, tengas una mejor idea de tu destino para las próximas vacaciones culturales.

París

Patria de gran parte de las corrientes pictóricas y de muchos maestros de la pintura mundial, Francia no podía faltar de la lista de ciudades para disfrutar del arte, pues su capital, París, aloja a algunas de las instituciones más emblemáticas en su tipo. Por supuesto que en primer lugar nombraremos al Louvre, ese fantástico edifico que resguarda a increíbles tesoros del arte mundial, como pueden ser la famosa Mona Lisa ola Venus de Milo.

A continuación, puedes optar por el netamente de estilo parisino Museo de Orsay, desarrollado en las antiguas estaciones de Orsay, levantadas con motivo de la Exposición Universal de Paris. En este museo pueden encontrase obras de los principales maestros del impresionismo, como Renoir, Monet y Degas.

San Petersburgo

Pero también la fría Europa del Este cuenta con una gran riqueza artística, entre la que se destaca la reunida en torno al Ermitage, el enorme palacio de invierno que los zares de Rusia construyeran en San Petersburgo, y que hoy contiene una de las mayores colecciones de arte, pudiendo darse el lujo de contar con sucursales del museo en otras ciudades europeas.

Su acervo supera los 3 millones de objetos artísticos, por lo que querer enumerar los exponentes más destacados de esta colección seria un poco banal, aunque por su propia fama, podríamos destacar al genial Leonardo Da Vinci, Picasso o Poussin, entre miles de artistas de renombre, que pueden ser complementados con las creaciones de artistas rusos en el Museo Estatal Ruso.

Roma

E inevitablemente debíamos culminar nuestro viaje por las ciudades culturales de Europa en la ejemplar Ciudad Eterna, la cual toda ella puede ser considerada como un museo a cielo abierto, ya sea de obras griegas, romanas, o del maravilloso y elaborado barroco, pues ejemplares arquitectónicos y escultóricos de estos estilos pueden ser encontrados a cada paso que se da por Roma.

Y aunque en realidad el Vaticano es una ciudad distinta, los museos y pinacotecas que contiene son de los lugares más visitados por las personas que llegan a Roma, luego de lo cual se puede optar por la Galleria Borghese, los Museos Capitolinos o el Palazzo Barberini, pero la oferta de arte y cultura en Roma se extiende a cientos de galerías, palacios, villas y centros donde se han acumulado siglos  más siglos de producción artística universal.