Parece que si duda, Londres es este año un destino que no nos podemos perder. La ciudad británica acoge las Olimpiadas de 2012. Sin duda el destino más de moda del año. No solo por los Juegos Olímpicos de agosto sino también por el bicentenario del nacimiento de Charles Dickenes y el London Festival de junio a septiembre. Del 2 al 5 de junio se celebrará un desfile fluvial por el río Támesis por el aniversario de coronación de la Reina Isabel II.

Pero si no queremos encontrarnos con una ciudad abarrotada de turistas y colapsada por los juegos olímpicos, elegid fechas previas a dichos acontecimientos  para poder disfrutar con tranquilidad de la capital inglesa. Son numerosos los emplazamientos nuevos que se han creado en Londres de cara a los olimpiadas, por lo que aunque hayamos visitado con anterioridad la ciudad, seguro que podemos encontrar lugares nuevos que nos sorprendan.

También, el precio de la estancia y de los billetes de vuelo irán encareciendo según nos acercamos a las fechas señaladas, por lo que no sería ninguna locura plantearse una escapada entre los meses de enero y febrero. Un vuelo no nos saldría por más de 60 euros, y si rebuscamos bien, podemos encontrar hostales y hoteles a muy buen precio en el centro de la ciudad. Aunque de todos modos, podemos optar por alojarnos en pueblos adyacentes y cercanos a Londres, donde disfrutaremos de un puro ambiente inglés, y no estaremos más que a unos 15 minutos del centro de la capital. El transporte inglés es altamente eficiente y puntual, por lo que nos podemos mover de forma rápida y sencilla por todo Londres.

No dejéis escapar la oportunidad de contemplar el lugar donde se van a celebrar los juegos olímpicos de 2012 con total tranquilidad y sosiego. Una delicia para los amantes de la cultura, deporte y de la sociedad británica.