Chipre es la tercera isla más grande del Mediterráneo y su capital Nicosia cuenta con todo lo necesario para hacer de las vacaciones una experiencia inolvidable.

Ofreciendo a sus visitantes un Palacio Real y más de cincuenta iglesias, la parte central de la ciudad se encuentra rodeada por una muralla veneciana y en los interiores podemos observar una amplia gama de ofertas como museos, edificios medievales, etc., mientras que en la parte moderna se destacan los boulevares comerciales.

Una vez dentro de la isla encontramos los Montes Troodos que por su altura permite la acumulación de nieve, por ejemplo el Monte Olimpo es ideal para los amantes del esquí ya que cuenta con excelentes pistas.

horta

Otro de los lugares imperdibles de Chipre es Paphos, un sitio que se encuentra dentro de los Tesoros Culturales y Naturales de la Herencia Mundial de la UNESCO, la leyenda cuenta que aquí es donde nació la diosa del amor, Afrodita.

Este destino es ideal para todas las personas que disfrutan tanto de la playa como de las actividades de montaña, siendo especial para relajarse y disfrutar de las vacaciones.

Vía Sobre Turismo