- patrocinador -

empire_state_01

Si piensas en Nueva York seguramente llegará a tu mente la imagen de la Estatua de la Libertad y el Empire State Building. Esta última contrucción ocupó durante casi 40 años el puesto del edificio más alto del mundo, siendo superado por las malogradas torres del World Trade Center.

Increíblemente, el tiempo de construcción fue de 23 semanas y se realizó mediante bloques que luego se fueron ensamblando. Cuenta con una estructura de 60.000 toneladas de acero, 6.500 ventanas y más de diez millones de ladrillos y en su cima, los famosos miradores que van desde el piso 86 al 102 proporcionan una maravillosa vista de Manhattan a 381 metros de altura.

Construído en una época nefasta para los Estados Unidos, luego del hundimiento de la Bolsa, se inauguró en 1931 y durante mucho tiempo se lo llamó The Empty (el vacío) ya que no podía ser alquilado, por su gran altura o por los elevados precios de la renta. Luego de habilitar los miradores, el edificio poco a poco fue completándose.

empire_state_02

Dentro de esta imponente estructura se pueden realizar diversas actividades, que van desde sentarse en refinadas cafeterías y restaurantes hasta realizar compras en glamorosas boutiques y presenciar espectáculos de primer nivel . Hasta los días de tormentas eléctricas constituyen una curiosa atracción ya que el edificio es
un gran conductor de rayos y recibe anualmente más de 500 descargas.

Este enorme rascacielos, alguna vez recorrido por King Kong, ha encontrado en la Quinta Avenida su sitio como uno de los íconos más famoso y querido por los neoyorquinos.

Vía│Sobre Turismo