-

Los españoles eligen Egipto como destino de moda en 2021

Tras años en los que Egipto pasó a un segundo lugar como destino vacacional de los españoles, para este año 2021 todo apunta a que volverá a ser uno de los lugares más demandados. Se trata de un país seguro que ha sabido controlar la pandemia de forma muy efectiva, con una incidencia de solo 6,3 infectados por cada 100.000 personas. Muy pocos casos para un país de más de 100 millones de personas.

El turismo es muy importante para el país. En 2019 recibió más de 12 millones de turistas, pero en 2020, esta cifra bajó considerablemente, recibiendo entre un 10 y un 25% de los visitantes en 2019.

El turismo representa el 12% del PIB de Egipto. Su aportación al país es equivalente a la industria y a la agricultura. Casi 1,5 millones de egipcios trabajan en el sector turístico directa o indirectamente.

Descubrimientos arqueológicos

En los últimos años se han producido numeroso grandes descubrimientos arqueológicos, uno de los motivos que animan a muchos turistas a viajar al país de las pirámides. Uno de los más destacados fue el descubrimiento de una ciudad de 3.000 años de antigüedad cerca de Luxor que se perdió en las arenas de Egipto y que ha sido calificado como uno de los hallazgos arqueológicos más importantes desde la tumba de Tutankamón. El conocido egiptólogo Zahi Hawass, que estuvo hace poco en Madrid, lo calificó como la “ciudad dorada perdida”. Es la ciudad más grande de la antigüedad que se ha descubierto en Egipto. Conocida como Aten, fue desenterrada en septiembre de 2020, poco después de empezar la excavación.

Los españoles eligen Egipto como destino de moda en 2021 1

El propio Hawass anunció en enero que había encontrado en la necrópolis de Saqqara cientos de sarcófagos y otros objetos funerarios datados en el Reino Nuevo. Al descubrimiento de un taller de momificación del antiguo Egipto y cientos de sarcófagos de madera pintados de vivos colores, la mayoría pertenecientes a la dinastía XXVI (664-525 a.C.), se sumaron los descubrimientos que Zahi Hawass en el templo funerario de la reina Nearit donde también se han descubierto varios pozos funerarios, sarcófagos y momias; un papiro de cuatro metros de longitud, ?estatuas de piedra y madera, estelas, maquetas de barcos y máscaras funerarias.

Otro atractivo importante es el nuevo Gran Museo Egipcio, que se inaugurará en breve y será el mayor museo de Arqueología del mundo, que competirá con el Museo Nacional de la Civilización Egipcia donde el pasado 3 de abril se trasladaron 22 momias reales en un espectacular desfile que fue seguido por televisión por cientos de millones de personas en todo el mundo, y donde se mostrarán decenas de miles de piezas.

Programas muy completos

Los españoles eligen Egipto como destino de moda en 2021 2

Aunque cada uno de los turoperadores propone su propio recorrido, hay muchos puntos en común. En general, se vuela directamente a Luxor, y tras la llegada y asistencia se traslada directamente al barco para disfrutar de un magnífico crucero de cuatro días con pensión completa a bordo. El primer día se cruza el Nilo para visitar la Necrópolis de Tebas, visitando el famoso Valle de los Reyes, lugar donde se enterraron los principales faraones del Imperio Nuevo, entre las dinastías XVIII, XIX y XX y lugar donde se halla la célebre tumba del faraón Tutkhamon. También se visita Deir El Bahari conocido como Templo de la Reina Hachepsut y se hace una parada en los Colosos de Memnon, que representan al faraón Amenhotep III. Cruzando a la orilla oriental del Nilo, se visita el complejo de templos en Karnak, levantados por diferentes faraones, como Ramsés III, Taharqa, Seti II, etc. entre la grandeza de los templos de Karnak, destaca la sala hipóstila del templo de Amón, con sus 134 columnas, 12 de las cuales alcanzan los 23 metros de altura. Tras esta fascinante visita se llega al templo de Luxor. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979, está consagrado al dios Amón y Amón Ra. De regreso al barco se zarpa hacia Esna y tras cruzar su esclusa de Esna, continúa la navegación hacia Edfu.

Al día siguiente se visita del Templo de Edfu dedicado al dios Horus, emplazado en lo que durante la época grecorromana se le llamó Apolinópolis Magna. Se trata del segundo templo más grande en Egipto después de Karnak y sin duda uno de los mejor conservados. Al término de la visita continúa la navegación hacia Kom Ombo, dedicado a los dioses Sobek con cabeza de cocodrilo y Haroeris, con cabeza de halcón. El templo fue obra de Ptolomeo VI Filometor (180-145 a. de C.), en los primeros años de su reinado. Luego comienza la navegación hacia Asuán.

El último día de crucero y tras llegara a Asuán se tiene la posibilidad de hacer la excursión opcional a los templos de Abu Simbel. La construcción del templo mayor se atribuye al faraón Ramsés II en el año 1264 a. de C., destacando también el otro templo inferior excavado en honor a su esposa preferida, la reina Nefertari. Con la construcción de la presa de Asuán en 1964 el templo de Ramsés II y el de Nefertari se cortaron pieza a pieza y se reconstruyeron en un lugar próximo a 65 metros más alto, formando dos inmensas cúpulas de hormigón armado. Por la tarde de ese día se podrá disfrutar de un bonito y relajante paseo en faluca, típico velero egipcio.

Llegada a El Cairo

Todavía queda tiempo, antes de tomar el avión a la capital egipcia de visitar el hermoso y emblemático templo de Philae, que lleva el nombre de una isla situada en el río Nilo, a once kilómetros al sur de Asuán. Durante la época ptolemaica y romana se edificó el templo consagrado a la diosa Isis. Pero durante la construcción de la presa de Asuán, la isla de File quedó sumergida por las aguas. Sin embargo, y gracias al patrocinio de la Unesco, los templos fueron desmontados, trasladados y reconstruidos en el vecino islote de Agilkia. Tras la visita, traslado al aeropuerto de Aswan para realizar el vuelo a El Cairo.

En un intenso día se visita lo más interesante de la ciudad y sus alrededores, empezando por las pirámides de Guiza construidas por los faraones de la IV dinastía del Antiguo Egipto: Keops, Kefrén y Micerinos y la única que sigue en pie de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. Por la tarde, visita opcional a la necrópolis de Saqqara, donde gran parte de los faraones y mandatarios del Imperio Antiguo decidieron establecer su lugar de enterramiento y donde se han realizado importantes descubrimientos recientes. Entre las muchas tumbas que se encuentran en toda esta basta extensión, destaca la pirámide escalonada del faraón Zoser (III dinastía). Durante la excursión también se visita Memphis, fundada hacia el 3050 a. de C., por el primer faraón de Egipto, Menes, llegando a convertirse en la capital del Imperio Antiguo y del I Nomo del Bajo Egipto. Entre sus restos destaca la famosa Esfinge de Alabastro y un coloso de Ramsés II.

Queda mucho por ver en El Cairo, peor lo mejor es que cada uno elija lo que prefiera: museos, compras, comidas típicas, contacto con los cordiales egipcios… Quien prefiera que se lo den hecho, tiene la posibilidad de una visita opcional organizada de día completo a la ciudad con almuerzo incluido en restaurante local, incluyendo el Museo de Arte Egipcio, la Mezquita de Alabastro con la Ciudadela de Saladino y el Gran Bazar de Khan el Khalili.

Y con el recuerdo en la retina y en el alma de un país que a nadie deja indiferente, al día siguiente se regresa en vuelo directo de Egipto a España, prometiéndose regresar cuanto antes a este país milenario.

Lo último...