- patrocinador -

Madeira es la isla más grande de un archipiélago del Atlántico que pertenece a Portugal (aunque es una región autónoma). Está a casi1.000 km. al suroeste de Lisboa y –como en el caso de nuestras islas Canarias-, más próximo a África que a Europa.

Es una isla volcánica, lo que la adorna con unas características muy especiales. Pero sobre todo, Madeira es una paraíso de una belleza espectacular. Cuando en 1419 fue descubierta, estaba cubierta por bosques prácticamente en su totalidad, a pesar de haber limpiado grandes zonas para cultivos y poblaciones, esta riqueza forestal continúa presente y hay varios parques forestales de gran riqueza y biodiversidad.

Al sur de la isla está su capital, Funchal, con una impresionante bahía y rodeada de altas montañas. Es una ciudad preciosa, muy viva, con muchas cosas que ver a todos los niveles, cultura, tradición artesanía y mucho turismo. En sus cercanías se sitúan la mayoría de las poblaciones más activas.

Pero Madeira es, sobre todo, una isla con una gran variedad y riqueza de ecosistemas que maravillará a los visitantes amantes de la naturaleza y  las actividades al aire libre. Sus bosques de laurisilva están declarados Patrimonio de la Humanidad. En Funchal está el Parque Forestal Ribeiro, famoso por sus preciosos jardines y un poco más al norte el Parque ecológico, que es una zona especialmente rica en flora y fauna. Hay de sobra para quienes gusten del senderismo, la fotografía o las actividades de montaña, puesto que en el interior se encuentran el Pico Ruivo, el punto más alto de la isla (1.862 m.) y el Pico de Arieiro (1.810 m.). Estos dos picos, presentan panoramas muy impresionantes de la isla y una vista magnífica de las otras montañas.

Los practicantes de deportes acuáticos la disfrutarán especialmente. Madeira goza de un clima caluroso subtropical a lo largo de todo el año, y sus costas son realmente impresionantes. Desde abruptas montañas que descienden hasta el mar (Cabo Girão al oeste de Funchal es el segundo acantilado más alto del mundo), hasta preciosas playas de arenas doradas, aunque la mayoría de sus playas son de piedras.

Para bucear es impresionantela Reserva Naturalde Garajau, en la costa sureste de Funchal. Uno de los lugares más famosos de Madeira por su extraordinaria riqueza submarina habitada por numerosas especies como meros, morenas, mantas raya y caballitos de mar entre muchos otros. Es un lugar ideal para iniciarse en el submarinismo y atrae a muchos turistas. Esta reserva parcial de la naturaleza está protegida y controlada. No está permitido pescar y solo las barcas pequeñas pueden acercarse a la playa.

Marga G.-Chas Ocaña