- patrocinador -

Cuestión de éxito

monterey-bay-aquarium-2

Desde el momento de su inauguración el 20 de octubre de 1984 el público mostró un gran interés por este parque temático dedicado al océano y sus moradores. El primer año recibió 2,37 millones de visitas, superadas en 1996 con la inauguración del espacio “Outer Bay” y más de 2,4 millones de visitas. La media anual no es tan abultada, aunque alcanza la nada desdeñable cifra de 1,8 millones de visitantes. El dinero recaudado por este concepto y otros como el de derechos de imagen o el merchandising se dedican al mantenimiento de las instalaciones, a la investigación y a financiar proyectos relacionados con la conservación del frágil ecosistema oceánico. También se aprovechan los ingresos en concepto de uso para el rodaje de películas como Star Trek IV, en la que aparecen sus instalaciones en las escenas en las que Kirk y su tripulación viajan a la Tierra en busca de un ejemplar de ballena para salvar su futuro.

Como muchas de estas iniciativas sin ánimo de lucro, la idea originaria partió del mundo de la investigación: cuatro biólogos marinos de la Universidad de Stanford trazaron el esbozo de este acuario que consiguió implicar activamente a otros científicos y a miembros de la Fundación David and Lucile Packard Foundation (www.packard.org) para gestar otra un año más tarde: la Monterey Bay Aquarium Foundation. De hecho, los primeros 55 millones de dólares fueron un regalo de David y Lucile Packard (el mismo Packard que monterey-bay-aquarium-3fundó HP) para la puesta a punto de las primeras instalaciones. En total, con las sucesivas aperturas de zonas temáticas y remodelaciones, el coste total de las instalaciones ascendió a unos 133 millones de dólares. En la actualidad, la pasión por este acuario  ha sido heredada por la bióloga marina e hija de David y Lucile: Julie Packard, que aún hoy se encarga en ocasiones de hacer de guía para los visitantes.

Las instalaciones se construyeron en el mismo lugar donde años atrás se erigía la mayor parte de las empresas conserveras de la zona: Cannery Row, que a su vez inspiró el título de un libro de John Steinbeck años atrás, en 1945, coincidiendo con el máximo auge de la actividad pesquera en Monterrey.

Continua en Monterey Bay Aquarium, en la costa Californiana (III)

Parte anterior en Monterey Bay Aquarium, en la costa Californiana (I)

2 Comentarios

Comments are closed.