La Estatua de la Libertad y la Isla Ellis  son dos de los principales destinos turíticos de Nueva York, además la Estatua de la Libertad es símbolo indiscutible de Estados Unidos y por tradición, la imagen de la inmigración que ha supuesto el país de Norteamérica durante siglos. Pero la misma permanece cerrada desde el pasado 29 de octubre, cuando la tormenta Sandy arrasó con Manhattan y otros lugares de la Gran Manzana.

Quienes ahora planean viajar a Nueva York, deberán prescindir de la tradicional visita a la Isla Ellis y la Estatua de la Libertad porque las islas fueron destrozadas en algunas de sus instalaciones y permanecerán cerradas hasta el 2013, cuando aún no se sabe exactamente, volverán a abrirse para el disfrute de los millones que cada año hacen la parada en la ciudad neoyorkina y en el monumento más conocido del mundo.

Pero son solo reparaciones relacionadas las que se llevan a cabo, en los muelles, o calles de Isla Libertad, porque la Estatua de la Libertad, como hemos dicho, símbolo estadounidense, no ha sufrido daño alguno. Lamentablemente el fenómeno natural que arrasó New York y algunas otras ciudades estadounidenses, nuevamente privó a los entusiastas turistas que suman cada año 3.5 millones de personas de visitar el monumento, que en el pasado octubre apenas se reabría luego de estar en reparaciones por un año.

estatua de la libertad

Los trabajos pues no son directamente en La Estatua de la Libertad, pero se acondiciona la totalidad de la isla que es visitada por los turistas para apenas una corta estancia que les lleva a subir a la corona del monumento y tener una vista impresionante de la Bahía de Nueva York y Manhattan. La Estatua que en realidad se ha denominado La libertad iluminando el mundo, fue un regalo de Francia a Estados Unidos en 1886 para conmemorar el centenario de su independencia. El famoso monumento en el Hudson, es considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Imagen: Estatua de la Libertad