Los museos de ciencias pueden ser una buena excusa para recontrarte de nuevo con el mundo de conocimiento, y quizás refrescar tu etapa estudiantil a través de un periplo turístico muy singular. Que te llevará a los templos más importantes del saber en lugares muy diversos de la geografía europea. Desde Finlandia hasta España, en una ruta que no tendrá ningún resquicio para que entiendas la evolución de la humanidad a través de los más importantes avances.

Los museos de ciencias son de los más demandados por los turistas que acuden a infinidad de destinos en el viejo continente, y conjuntamente con los que incorporan contenidos artísticos (pintura, arquitectura, escultura, etc.). En Europa tendrás la oportunidad de visitar algunos de los centros más relevantes de las ciencias, y que incluso algunos son interactivos para que puedas experimentarlo por ti mismo. Son lugares de obligada asistencia, y que te servirán para que confecciones una ruta muy especial de la que no te arrepentirás jamás.

Museos de ciencias: Alemán (Munich)

Pasa por ser la auténtica catedral de los museos de esta categoría, y en donde están presentes todas las disciplinas que te puedes imaginar. Es cierto que la mayoría de sus instalaciones están dedicadas a la navegación y el sector aeronáutico. Pero también están presentes otras áreas del conocimiento, entre las que destacan las nuevas tecnologías, fotografía o procesos físicos, entre otras. Es sin lugar a dudas el centro cultural más importante para hacer un repaso por la historia de las ciencias. En donde los pequeños podrán experimentar por sí mismos algunos de los más importantes avances en la humanidad.

museos de ciencias: munich
Fuente: David

Museo Heureka (Finlandia)

Dentro de los varios museos de ciencias que puedes contemplar en el continente europeo, éste es sin duda uno de los más característicos que puedes encontrar. La razón se debe a que está orientado a los más pequeños de la casa, debido a que incorpora exhibiciones y exposiciones interactivas. Pero si por algo se distingue con respecto a otras singulares propuestas es por albergar un importante planetario digital, que es de obligada visita durante la realización de este itinerario. Una importante colección de minerales completa la oferta para todos los visitantes.

museos de ciencias: hensilki
Fuente: Taneli Mielikäinen

Museo de Historia Natural (Londres)

Lugar de paso obligatorio si deseas hacer un repaso al legado de Charles Darwin. Contemplando una amplia colección de especímenes, para que puedas comprender de forma didáctica la evolución del ser humano, y en toda su extensión. También contempla una más que respetable representación de los más antiguos animales que poblaron la tierra. Resalta fundamentalmente una réplica casi perfecta de un diplodocus, y que te recibirá justamente a la entrada de este museo. Así como los restos de otros animales de indudable interés científico: ballenas, delfines, tiburones, etc. Todo un lujo, en definitiva, para el deleite de los amantes del mundo animal.

museos de ciencias: londres
Fuente: Juan J. Martínez

Museo de Historia Natural (Belgrado)

Tendrás que desviarte hace el este del continente para contemplar una de las pequeñas joyas que tienen a las ciencias como punto de referencia. Es cierto que no es uno de los museos de ciencias más conocidos del planeta, pero a cambio presenta una de las más importantes colecciones de arqueología, numismática, y sin descartar algunas obras de arte de gran importancia.

La fachada de este edificio es de una belleza singular, y no podrá faltar una fotografía con recuerdo del viaje. Contempla joyas arquitectónicas, urbanísticas, culturales e históricas. Por todo ello, no es de extrañar que haya sido catalogado como parte del patrimonio cultural de gran interés para la República de Serbia.

museos de ciencias: belgrado
Fuente: Marko Kudjerski

Museo de Ciencias Naturales (Madrid)

Para terminar este viaje tan pedagógico sobre los museos de ciencias, que mejor manera que una pequeña vuelta por este museo que se encuentra en el corazón de la capital de España. No en vano, pasa por ser uno de los más importantes del mundo en su género. La amplia representación de la fauna mundial será uno de los aspectos más destacados que más te llamará la atención durante su recorrido.

Muchos de ellos ya extintos, como son los casos del Mamut o el tigre de Tasmania. Tocan muchas de las diversas áreas de ciencias naturales, desde la paleobiología y la geología hasta otras temáticas más innovadoras como la ecología o la biodiversidad. Seguramente se pasa el tiempo más rápido de lo piensas, sin descartar que tengas que volver otro día para seguir en contacto con el mundo de las ciencias.

museos de ciencias: madrid
Fuente: José María Mateos

Habrás visto los fósiles más antiguos que puedes encontrarte, los mayores avances en la industria del automóvil, un planetario digital, y hasta las más importantes colecciones de minerales del mundo. Demasiadas sensaciones como para que dediques pocos días a este viaje que te llevará al mundo de las ciencias. Y que en función de tus preferencias, serán algunos los museos que más te gustarán sobre los restantes. Todos ellos ubicados en algunos de los puntos turísticos más sugerentes de la actual oferta europea. No tendrás mejor pretexto para emprender esta salida turística.