Niza en temporada baja

Niza es la perla de costa azul y una de las localidades francesas más emblemáticas y elegantes, donde cada verano se dan cita las celebridades más despampanantes del momento, así como buena parte de la aristocracia mundial, que se despliegan por el balneario en un carnaval de estilo, elegancia, marcas de lujo y mucho dinero.

Pero si bulliciosa y con precios verdaderamente exorbitantes es Niza durante el verano, no sucede lo mismo en el invierno, cuando el jet set internacional busca latitudes más templadas y abandona la romántica Niza a aquellos espíritus que prefieren deleitarse de esta culta ciudad con la compañía del fresco aire mediterráneo de los meses invernales.

Niza en temporada baja

Y lejos de lo que se puede creer, la temporada baja de Niza no deja de ser vibrante y llena de vida para los turistas que prefieren unas vacaciones relajadas y más de corte cultural, pues si tenemos en cuenta que esta población fue cuna de Matisse, e inspiración de artistas como Picasso y Chagall, Niza no podía menos que tener una gran riqueza artística, con varios museos de artistas de renombre, además de los que ya te mencionamos.

Por si fuera poco, realizar un recorrido por la ecléctica urbanización y desplazarse por las amplias avenidas, partiendo del celebre Paseo de los Ingleses, te permitirá disfrutar del exquisito gusto de la arquitectura de la ciudad, dominada por el estilo art nouveau y art decó, pero también con otras tendencias urbanísticas muy destacadas.

Y además de los recorridos de los museos y de las constantes exposiciones culturales, disfrutar de un delicioso y reconfortante café como solo se sirve en las terrazas francesas, es una experiencia que no puedes perderte en Niza, y mucho menos teniendo en cuenta que serás uno de los pocos privilegiados en contemplar esta fascinante ciudad a tu ritmo y con la mayor soltura.