Nueva York turismo

Nueva York es uno de los principales destinos turísticos de todo el mundo, y como tal, son cientos los sitios que no podemos dejar de visitar si nos encontramos allí. En cualquier caso, en esta ocasión queremos repasar diez sitios que especialmente creemos que no puedes llegar a perderte, de forma que se convierten casi que en visitas obligadas.

El primero de ellos es ni más ni menos que uno de los edificios más altos del mundo, el Empire State. Con más de 440 metros de altura, nosotros lo recomendamos especialmente a partir de su impresionante vestíbulo de mármol que todo el mundo puede recorrer. De allí, directamente hacia el puente de Brooklyn, uno de los más interesantes a nivel local, con más de 120 años de vida, y espectaculares panorámicas de la ciudad, uniendo este barrio con el de Manhattan.

Obviamente, si hablamos de turismo en Nueva York, no podemos dejar de mencionar lo que sucede con la famosa Estatua de la Libertad, que podemos visitar tomando el ferry que sale de Battery Park, en el sur de Manhattan. Luego de eso, sobre todo si somos amantes de los parques, no podemos perdernos un sitio como el Central Park, que llama la atención gracias a sus 341 hectáreas.

Si te gustan las construcciones imponentes, nadie podrá dejar de lado el Rockefeller Center, un gigantesco complejo turístico que contempla restaurantes, boutiques de alta moda, tiendas de chocolates, jardines, teatros y demás. Times Square es otro sitio imperdible, ya que no por nada es conocida por las luces de neón y por ser una de las partes de la ciudad que nunca duermen.

Los museos también tienen su punto en este sentido, más que nada cuando hablamos del Museo Metropolitano de Nueva York, donde podremos observar elementos como el Templo de Dendur y un autorretrato de Vincent Van Gogh. De allí podemos partir rápidamente para visitar el Soho, uno de los más importantes barrios locales, con enormes galerías de arte y las mejores tiendas de moda.

Finalmente, tampoco puedes perderte el barrio chino, en el sur de Manhattan, y también el Magnolia Bakery, ideal para tomar un café o comer un buen postre en medio de los recorridos.