Oslo

Las 10 ciudades más caras del mundo son Londres, Oslo, Ginebra, Zurich, Nueva York, Lausana, Singapur, París, San Francisco y Copenhague.

Oslo, capital de Noruega, es una de ellas, ocupando el segundo lugar después de Londres. Si bien es caro hay opciones a tener en cuenta para ahorra algún dinero. No siempre lo caro es lo mejor. Exponemos aquí algunas de esas posibilidades y sugerencias accesibles.

En la manera de cómo transportarse por la ciudad hay varios transportes públicos y son accesibles. Debido a que su centro histórico que es donde se encuentran las atracciones mas y es muy pequeño se aconseja caminar o ir en bicicleta

Cuenta además con una tarjeta Oslo Pass que permite el uso gratuito de todos los medios de transportes públicos, entrada libre a los museos, estacionamiento en los espacios destinados municipales y descuentos en visitas guiadas.

El alojamiento suele consumir gran parte del presupuesto del viaje, pero es posible encontrar algunos lugares accesibles como hostels.

Si se busca una comida barata, lo mejor es buscar en las calles de Grønland, Grønlandsleiret y Torggata.

Uno de los lugares mas frecuentados de la ciudad es el techo del edificio de la Nueva Opera, ubicado en Bjørvika al cual se puede subir sin costo alguno para tener una de las mejores vistas del fiordo noruego.

Otras visitas más económicas son pasear por el Jardín Botánico ubicado en el centro con más de 7.500 especies de plantas y 35.000 ejemplares provenientes de todo el mundo. Sus dos principales atracciones son La Casa Victoria y la Casa de las Palmas; visitar la exposición de Gustav Vigeland –esculturas en bronce, granito e hierro forjado-; conocer la fortaleza de Akershus de finales del siglo XIII, fortaleza cuyos muros empezaron a levantarse y alberga un castillo convertido en palacio renacentista; además de museos para todos los gustos.

Uno de los paseos mas famosos es Contemplar Oslo desde el Ekebergparken, arbolada e icónica colina donde nació Oslo hace 10.000 años y Edvard Munch situó su más famosa obra, El Grito; y ddonde se ubica, desde hace solo unos meses, un parque escultórico con obras de Rodin, Dalí, Botero o Bourgeouis.

Por ultimo practicar esquí en los 2600 km de pistas preparadas y unas 90 de ellas iluminadas para realizarlo de noche mientras se disfrutan los bellos paisajes nevados.