Oymyakon es la ciudad más fría del mundo durante el mes de invierno, batió el récord en 1924 cuando alcanzó la temperatura de 71,2 grados bajo cero y al día de hoy ninguna otra ciudad ha podido desplazarla. ¿Puede un ser humano vivir en una zona tan fría?

En Rusia están acostumbrados al frío, pero Oymyakon es una ciudad que se toma muy en serio la situación, a tal punto que acompañan cada día helado con el famoso té ruso: el vodka. Se trata de la bebida nacional que año a año genera estragos en los hígados de millones de rusos. Sin embargo es la mejor solución que tienen los habitantes para mantener calientes sus cuerpos en una ciudad erigida sobre el permafrost.

Fuente:  Hola
Fuente: Hola

La ciudad más fría del mundo y sus peculiaridades

El nombre de Oymyakon significa “aguas derretidas” y hace alusión a las aguas termales que están ubicadas a pocos kilómetros de la ciudad. Las altas temperaturas de estas aguas se producen porque Oymyakon está justo entre dos montañas y se produce un proceso de inversión térmica, con temperaturas más cálidas en las cumbres ya que el aire frío queda atrapado y cae por la gravedad, haciendo que el pueblo esté helado pero las alturas más cálidas.

A 50 grados bajo cero es muy difícil que las cosas no se congelen. Cualquier material que contenga líquido se congela al instante, incluso la saliva puede convertirse en agujas de hielo en pocos segundos. Otra de las dificultades de Oymyakon es enterrar a la gente. Cuando alguien fallece, enterrarlo en el permafrost es muy complejo. Los enterradores primero usan fuego en la sepultura y luego realizan la inhumación antes de que el permafrost se endurezca totalmente.

Los garajes tienen calefacción ya que una vez encendido el motor no debe detenerse hasta llegar a otro garaje, de lo contrario los dueños de automóviles en la ciudad más fría del mundo corren el riesgo de no poder volver a encenderlo hasta la primavera.