Uno de los principales puntos turísticos que podemos encontrar en un país tan distante en todos los sentidos para nosotros, como lo es Mongolia, es el Paisaje Cultural del Valle del Orjón, el cual se encuentra ubicado en la provincia del mismo nombre, en la región central nacional, a unas cinco horas de viaje de la capital, Ulán Bator, y siendo uno de los pocos espacios locales en ser declarado por la UNESCO como Patrimonio Mundial de la Humanidad, desde el año 2004.

Concretamente, lo interesante del sitio es que permite representar cómo se han ido dando las evoluciones en el sector ganadero y agrícola, del que muchos pobladores locales vivieron durante décadas en la región. Se trata, de hecho, de un área gigantesca, muy difícil de recorrer en su totalidad, ya que alcanza las 7.500 hectáreas, con un territorio alrededor de casi 150.000 hectáreas más.

Por todo esto que mencionábamos en cuanto a su extensión, los expertos recomiendan visitar algunos de los sitios que han sido específicamente marcados, como por ejemplo los famosos “Memoriales en honor a los Príncipes Turcos”, que fueron encontrados hace 120 años, y que datan según los historiadores, de principios del siglo VIII.

Luego, otros puntos interesantes a visitar del Paisaje Cultural del Valle del Orjón tienen que ver con las ruinas de Khar Balgas, las ruinas de la capital de Gengis Kan, el Monasterio de Erdene Zuu, el Eremiterio de Tuvkhun, o las ruinas del palacio mongol, entre otros tantos, los cuales nos permiten conocer a cada paso, un poco más acerca de las antiguas culturales mongoles, muchas de las cuales han sido dejadas de lado en tiempos más recientes, ante las innovaciones tecnológicas.

Por otro lado, se recomienda visitar este sitio siempre fuera de los meses de más calor, ya que las altas temperaturas locales dificultan un poco los recorridos para los turistas, sobre todo si vienen de partes del mundo en la que se encuentran en invierno por estas épocas.