Escocia es una hermosa región del mundo, en donde se puede disfrutar de espectaculares paisajes. Además es una importante cultura y un destino perfecto para unas vacaciones que lo mismo nos permitirán conocer sus ciudades que su gastronomía. Y Escocia, tan bonita como suele ser, tiene lugares emblemáticos como el célebre Lago Ness o Loch Ness que es un extenso y profundo lago de agua dulce en las Highlands de Escocia.

Durante muchon tiempo, los más osados turistas que visitan Escocia para vacacionesse aventuran en un paseo por el lago Ness, para intentar un avistamiento del famoso monstruo denominado Nessie, que supuestamente habita en el interior de dicho lago. Este viaje de aventura, se hace en barcos.  Este es un ser viviente fantástico que durante 1,500 años se ha dicho que habita el lugar, pero que los científicos han descartado por falta de pruebas veraces.

Visitar el Lago Ness, permite avistar una hermosa estampa de Escocia, ya que el mismo, se extiende aproximadamente 39 km, muy cercano  al suroeste de  la famosa ciudad turística de Inverness. Es uno de los que se conocen como lagos de Escocia que se derivaron de los glaciares, aunque éste tiene también la particularidad de ser el segundo lago más grande de Escocia.

También es el Lago Ness en Escocia, el de mayor profundidad, por lo que sus aguas en el fondo son de una espectacular oscuridad,  y el mismo tiene una única isla, denominada Cherry Island  que es un crannóg o isla artificial que data de la Edad de Hierro. Imágenes maravillosas del Lago han recorrido el mundo, y en sus alrededores se encuentran muchas tiendas de souvenir relacionadas con el monstruo que ha hecho este lago tan famoso, en todo el mundo.

Como hemos dicho, el mismo se encuentra muy cerca de Inverness, una de las más importantes ciudades de Escocia, así que se puede llegar a esta zona escocesa con facilidad desde otras ciudades del país y desde el Reino Unido.

Imagen: Vista del lago Ness