¿Os imagináis que mañana mismo es verano? ¿Que estamos en plenas vacaciones y no hay nada que hacer, simplemente tumbar y esperar a que traigan otra cerveza? ¡En Islandia ya lo es! Fecha ideal para viajar a comprobarlo.

Los ciudadanos islandeses reciben el verano el día 21 de abril, sí, has leído bien, dentro de 20 días exactamente. ¿Cómo lo hacen? A lo grande, dan la bienvenida al verano con tanta alegría que este día se convierte en fiesta Nacional. ¡Así de bien se lo pasan por allí! Y es que la isla se llena de color, música que inunda las calles con desfiles y actuaciones.

unnamed-2

Islandia tiene el privilegio de celebrar el inicio del verano en el mes de abril, puesto que presume de alcanzar casi 24 horas solares en los meses de junio y julio. De esta manera, se convierte en un destino perfecto para viajar hasta allí y poder disfrutar de todas las jornadas turísticas.

Podremos encontrar deportes de multiaventura en glaciares y cascadas, museos, galerías, spas al aire libre, música de Reykjavik… Todo un mundo por conocer sabiendo que dentro de pocos días ya es verano allí.

¿Por qué hacen que sea en abril… Pleno verano?

La respuesta es sencilla. El tiempo en Islandia es casi como el carácter femenino: impredecible. Y es que hay que estar preparado para todo lo que venga. Un día de verano debemos tener en cuenta la chaqueta de invierno, pero sin olvidarnos de los pantalones cortos, puesto que puede llegar a haber 28 grados.

Para viajar hasta allí, existe una aerolínea que viaja hasta allí llamada Icelandair, líder en el país. Si eres un nostálgico de las noches interminables del verano, ¡no te lo pienses más! Ve a comprobarlo tú mismo. Que sea verano en pleno abril puede ser la oportunidad perfecta para vivir el verano más largo de tu vida. ¡Pruébalo!