Seguimos visitando los parques de diversiones abandonados más aterradores del mundo. En esta ocasión le toca el turno a Holy Land, otro parque de Estados Unidos. Está en la ciudad de Waterbury, Connecticut, y cerró sus puertas en 1984. Era un parque de diversiones temático, inspirado en diferentes pasajes de la Biblia.

Funcionó entre 1958 y 1984, llegando a recibir hasta 40.000 visitantes al día. Pese a que algunos relacionaron sus orígenes con los ideales racistas del Klu Klux Klan, John Baptist Greco, su fundador, era un abogado de Waterbury que no estaba interesado en las diferencias raciales, por eso su parque era para todos.

Fuente:  Wikimedia
Fuente: Wikimedia

La recreación de Bethlehem

La construcción de Holy Land se llevó a cabo gracias al trabajo de miles de voluntarios. A todos los movía la idea de Greco de un parque donde encontrar la paz y divertirse aprendiendo de los valores más significativos de la Biblia.

Hacia 1980 el parque necesitaba una serie de refacciones para ponerse al día, tanto en materiales de construcción como en atracciones. Sin embargo cuando cerró para refaccionarse, John Greco murió y nadie más continuó con la iniciativa. Hoy en día el parque se encuentra en un estado de abandono increíble.

Si bien es uno de los parques de diversiones abandonados más aterradores, su temática religiosa hace que durante el día parezca un paseo por un parque abandonado, pero sin tantas referencias a juegos con payasos o criaturas coloridas que en semejante estado de abandono pueden resultar muy aterradoras.

Si te interesa explorar las ruinas de este parque, puedes hacerlo, pero ten cuidado con las heridas y golpes. Es recomendable tener la vacuna anti tétanos y caminar con cuidado mientras descubres los secretos de uno de los parques abandonados más importantes de Estados Unido, una verdadera joya que pese al paso de los años sigue atrayendo a viajeros que quizás en el pasado vieron su esplendor.