En el noroeste de Argentina se encuentra la provincia de Salta y su capital, del mismo nombre. Fue fundada en el año 1582 por Hernando de Lerma por órdenes directas del Virrey Toledo. Por esa razó tiene una fuerte impronta hispánica y destaca por encima de otras ciudades del gran país sudamericano.

El diseño urbano de la localidad está repleto de casas coloniales y un gran patrimonio arquitectónico en sus palacios, plazas y museos. Una buena forma de empezar a conocer su amplia oferta es visitando el Cabildo, hoy sede del Museo Histórico del Norte.

 salta

Conociendo la historia de Salta

Desde 1626 el Cabildo funcionó como sede de gobierno. En el 1676 fue reconstruido sin dañar los encantos de su estilo y sus muros y hoy además de servir como Museo Histórico también incluye el Museo Colonial y de Bellas Artes. Sin dudas un rincón para conocer en el norte de Argentina.

El Museo de la Ciudad de Salta funciona en la Casa Hernández, un antiguo caserón de fine del siglo XVII que hoy recibe numerosas visitas de viajeros de todas partes del mundo. Siguiendo hacia el centro de la ciudad está la Iglesia de San Francisco, uno de los grandes templos religiosos de Salta. La torre de la iglesia alcanza los 53 metros de altura y es una de las más altas en todo el continente sudamericano.

En 1858 se construyó otro gran templo, la Catedral de Salta. Fue erigida para reemplazar a la antigua catedral que fue devastada por un incendio. Hoy forma parte del patrimonio cultural de la ciudad y fue declarada Monumento Nacional por su bella fachada ornamentada.

catedral-salta

Si te gusta pasear y conocer la magia de las vistas panorámicas no dejes de acercarte al Cerro San Bernardo. Puedes recorrer el Via Crucis a pie, se extiende por 10 kilómetros, o utilizar el coche para llegar a lo alto. ¿Qué te han parecido las vistas de Salta?