Budapest, o La Reina del Danubio, es una de las ciudades más importantes en el circuito turístico europeo. Es un panorama magnífico entre edificios históricos, puentes sobre ríos y avenidas rodeadas de árboles. Tiene un espíritu romántico y cosmopolita que invita a viajeros de todo el mundo a recorrer sus calles.

El parlamento es un edificio de corte neogótico, las casas de comida húngara se reparten entre distintos puntos de la ciudad, hay conciertos de música clásica y paseos que nos sumergen en la época medieval entre callejuelas de piedra y grandes murallas.

budapest

Recorriendo la ciudad de Budapest

Empezamos nuestro paseo por la ciudad en el distrito de Buda. Aquí está erigido el Palacio Real que data del siglo XIII. Durante más de 7 siglos fue el palacio de la familia real húngara y su estilo arquitectónico combina elementos de distintas corrientes desde el gótico hasta el barroco. Hoy es la sede del Museo de Historia de Budapest, la Galería Nacional Húngara, Museo Ludwig y la Biblioteca Nacional.

Cerca del palacio esta Bastión Fisherman’s, una construcción de 1905 en forma de murallas con torretas blancas. Justo enfrente hay una estatua ecuestre del rey Esteban, fundador de la nación de Hungría.

El Puente de las Cadenas está hecho en piedra y tiene 9 arcos. Conecta Buda y Pest y es considerado el símbolo de la ciudad. Justo a los pies del puente está el kilómetro 0 de la ciudad. Una vez en el distrito de Pest podemos visitar la Gran Sinagoga en el corazón del barrio judío. Fue construida en 1859 y tiene unas deslumbrantes cúpulas doradas que la convierten en uno de los monumentos más importantes de la ciudad.

Finalmente podemos terminar nuestro paseo por Budapest en Memento Park, un curioso parque donde se han depositado todas las figuras de la época comunista que antes estaban repartidas por la ciudad.