Jordania es uno de los destinos turísticos más populares de los últimos años. Miles de viajeros han decidido viajar para conocer Petra, ciudad que hoy forma parte de las Maravillas del Mundo por sus edificios tallados en roca.

Fuente: www.mapatours.com
Fuente: www.mapatours.com

Jordania es un país relativamente joven que posee numerosas huellas y rastros de culturas y civilizaciones milenarias, y si bien la capital de Amman es una de las más visitadas, desde que la UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad a Petra su popularidad no ha dejado de crecer.

El hogar de los nabateos

Petra es el enclave arqueológico más importante de Jordania y antigua capital del reino nabateo. Su nombre viene del griego y significa “piedra”, algo muy lógico si tenemos en cuenta que la ciudad no consta de edificios hechos de piedra sino que ha sido excavada y esculpida sobre las paredes del valle.

Los edificios más famosos del complejo de Petra son Khazneh (El Tesoro) y Deir (El Monasterio). El Tesoro es la primera construcción de importancia que podemos ver luego de atravesar el Siq, el desfiladero que hay que recorrer para llegar a la ciudad escondida de Petra. Su función no tiene nada que ver con la economía, sino que oficio como templo o tumba real. Los saqueos por parte de los beduinos impiden conocer realmente las funciones que cumplía este edificio.

El Monasterio Deir por su parte es uno de los edificios más reconocidos de la ciudad. Un edificio de carácter monumental construido en el siglo I por los nabateos, en honor a Obodas I luego de su muerte. Mide 50 metros de ancho y 45 de alto y es el ejemplo más marcado del estilo nabateo. Después del Tesoro es el edificio más reconocido de Jordania. ¿Te sientes tentado a visitar esta impresionante ciudad de piedra?