Te contaremos cuales son los platos más tradicionales de Rusia. Comenzaremos hablando del Pelmeni. Es un plato clásico de los países del este europeo, se elabora en base a carne enrollada sobre huevo duro.

Muchos lo llaman vulgarmente como ‘orejas de oso’ u ‘orejas de pan’. En las recetas más tradicionales se requiere 43 por ciento de carne de ternera, 35 por ciento de carne de cordero, 20 por ciento en carne de cerdo. Se deben condimentar con determinadas especies como ajo, cebolla y distintas hierbas.

Sopa rusa

Otra opción es el filete Stroganoff que se prepara con una carne de ternera que se corta en dados con hongos y se debe consumir con mucha crema de leche, lo ideal es acompañarlo con una porción de arroz blanco.

La Borscht es una sabrosa tradicional que se consume en Rusia, se elabora en base a repollo de tomate y remolacha.

En muchas comidas los rusos emplean diferentes masas, por ejemplo, las empanadas conocidas como ‘Pirozhkí ‘y ‘Pirogí’. Las empanadas pueden ser rellenas de pescado, carne, patata, limón, col, mermeladas, albaricoques.

Las Vatrushka son empanaditas redondas, abiertas, elaboradas con requesón dulce o mermelada.

Existen diferentes sitios en donde se pueden probar sus platos, una buena alternativa es probarlas en los numerosos kioscos, la mayoría tiene la ventaja de ser muy económicos.

Las sopas son muy consumidas en Rusia, entre las más clásicas encontramos el shchi, el borscht, el ukha, el rassolnik, solyanka, botvin, okroshka y el teur. Las sopas han tomado mucha fama durante el siglo XVIII.

Este plato puede ser dividido en siete grandes grupos: Sopas frías basadas en el kvas (teur, okroshka, y botvin’ya); sopas ligeras y potajes con aguas y vegetales; sopas de pasta con carne, setas y leche; sopas con fundamento en el repollo y la col, la más conocida es el Shchi; sopas ligeras basadas en la carne, como la rassolnik y la solyanka; sopas de pescado tales como la ukha y la kal’ya; sopas de granos y de verduras.

Foto | Flickr