- patrocinador -

Sobre la costa norte del estado de Rio de Janeiro se emplaza una zona turística denominada Región de los Lagos: lagunas litorales separadas del mar por extensos bancos de arena que constituyen paradisíacas playas donde vacacionar.

Las localidades más populares son Buzios, Cabo Frío y Arraial do Cabo.

BUZIOS

También denominada la Saint-Tropez brasileña, esta península de veintitrés playas es uno de los destinos más visitados del país. Se destacan playas como João Fernandez, João Fernandinho, Praia dos Ossos, Praia Azeda, Praia Brava (donde se practica surf y otros deportes acuáticos), Praia Olho de Boi, Praia da Foca, Praia da Ferradura, Praia de Geribá, Praia Tartaruga (la más cálida) y Praia do Forno (con arena rojiza por la concentración de hierro).

Esta pintoresca ciudad de construcciones bajas, con calles empedradas rodeadas de vegetaciones, concentra su actividad nocturna alrededor de Rua das Pedras, una colorida vía con restaurantes, galerías de arte y artesanos.

CABO FRÍO

Esta ciudad con más de quince playas, es la cuarta más antigua del estado de Rio de Janeiro. Se destacan Praia do Forte, de arena muy fina y blanca, Praia das Dunas, con oleaje ideal para surfear y Praia das Conchas, donde se practica buceo en aguas serenas. Un paseo por Rua das Bikinis explica por qué esta ciudad se considera uno de los centros de la moda de playa más importantes de América Latina.

ARRAIAL DO CABO

Ciudad de playas de aguas cristalinas y arenas blancas, con costas rocosas y morros con pronunciado declive. El mar, de aguas calmas, cuenta con más de 1.200 puntos de buceo. Las principales playas son Prainha, Praia do Forno, Praia dos Anjos, Praia Brava y Praia Grande (ideal para surfistas, con una cascada de agua salada proveniente de una conexión con el mar). Por ser un sitio de pescadores, su gastronomía se especializa en frutos de mar.

CONSEJO: evitar viajar en enero. Los destinos están abarrotados y los precios por las nubes.

- patrocinador -