Madrid es una de las ciudades del mundo más atractivas para el turismo. Sus edificios, calles culturales, plazas y museos se han convertido en sinónimo de elegancia en Europa y cada años miles de turistas se acercan a conocer sus puntos más interesantes.

Fuente:  Wikipedia
Fuente: Wikipedia

Entre ellos destaca la Plaza Mayor, una de las atracciones más importantes de la capital española. La plaza posee diferentes edificios a su alrededor que sirven para disfrutar y deleitarse con el ambiente popular y tradicional de Madrid.

Punto de encuentro

Turistas y madrileños utilizan la Plaza Mayor de Madrid como un punto para encontrarse y empezar las salidas. Es una zona repleta de cafés, restaurantes y atractivos de primer nivel. El diseño de la plaza responde a un cuadrado perfecto de 100 metros en cada lado. Puede albergar a 50.000 personas y todo el año recibe miles de visitantes de todas partes, además de paseantes que cruzan de una punta a la otra.

Alrededor de la Plaza Mayor encontraremos restaurantes, cafés y tiendas de ropa. Es un centro de ocio y entretenimiento que ofrece desde eventos culturales y espectáculos hasta tiendas de artesanías y recuerdos para un paseo inolvidable en Madrid.

La plaza está en el centro de la ciudad, a pocos metros de la plaza de la Puerta del Sol y junto a la Calle Mayor. Hay una estatua ecuestre de Felipe III que data de 1616. La plaza es uno de los símbolos de la ciudad y suele ser utilizada como referencia para eventos sociales.

Su nombre fue variando a lo largo de la historia, primero se la conoció como Plaza del Arrabal, luego Plaza de la Constitución, Plaza Real, Plaza de la República y finalmente Plaza Mayor, nombre que recupera luego de la Guerra Civil Española y perdura hasta nuestros días.