Irlanda es uno de los países más bellos que podemos visitar en Europa y su capital un buen sitio para poder perderse entre la gran cantidad de monumentos históricos que tiene para mostrar a todos sus visitantes, que son muchos a lo largo de cada año.

Entre todos los edificios antiguos que podemos encontrar en la ciudad, destacan sobre el resto la gran cantidad de catedrales e iglesias que hay en la ciudad. Muchas de ellas aún siguen siendo un sitio de culto religioso, pero otras ya han sido acondicionadas y ahora son utilizadas como tiendas de regalos o sitios donde tomar una taza de café.

Catedral christ church irlanda

Veamos a continuación un listado de la principales iglesias que no podéis dejar de visitar si os decantáis por visitar la capital de Irlanda.

Catedral de Christ Church

Esta catedral también es conocida como la Catedral de la Santísima Trinidad y es la catedral más antigua de las dos catedrales protestantes que tiene la ciudad. Sus orígines datan del año 1038. Cabe destacar su enorme cripta del siglo XII o la capilla San Laurence O’Toole donde se puede ver un pequeño relicario en el que se conserva su corazón.

Catedral de San Patricio

Se trata de la iglesia más grande de Dublín y fue construida en honor a San Patricio patrón del país. Fue erigida junto a un pozo en el que San Patricio bautizó a los conversos alrededor del año 450. Sus orígenes datan del siglo V, pero de aquella primera iglesia de madera no queda nada, ya que con el paso de los siglos se ha ido remodelando hasta llegar a la actual.

Iglesia de San Michan

Esta iglesia fue fundada en el año 1095. Es conocida por los ancianos inquilinos que habitan en sus criptas y que pueden ser visitados por los turistas. Su última remodelación data del año 1998.

Iglesia de San Audoen

Fue construida entre los años 1181 y 1212 y es una de las iglesias medievales más antiguas de Irlanda. Está dedicada a San Audoen, obispo de Rouen y patrón de Normandía en el siglo VII.

Iglesia de Santa Ana

Es una iglesia relativamente moderna ya que su construcción data del siglo XVIII y hoy en día es una de las más queridas por los ciudadanos irlandeses gracias a su generosidad por los más necesitados.

Estas son sólo algunas de las muchas iglesias que tiene la ciudad y que no puedes dejar de visitar si estás en Dublín.