Si hay una ciudad en Italia que no deja indiferente a nadie, esta es Venecia. Se trata de una ciudad llena de rincones que ver y visitar. Por cualquier lugar que nos movamos en la ciudad nos puede sorprender con algo que nos llame la atención.

La ciudad está formado por un conjunto de 120 islas, las cuales están unidas a través de pasarelas, que permiten a las personas ir de una a otra. Durante toda su historia la ciudad ha sufrido inundaciones debido al fenómeno conocido como Acqua Alta, pero estas cosas y su belleza son la que la convierten en algo especial. Veamos que rincones no te puedes perder si decides viajar a esta ciudad.
gran canal de venecia
Lo más característico de la ciudad son sus canales, siendo el Gran Canal, con 4 kilómetros de longitud, el mas conocido de todos. Estos canales te permiten conocer la ciudad desde una góndola.

Otro de los puntos más conocidos de la ciudad es la Plaza de San Marcos, la cual se suele inundar cada primavera y otoño y es necesario el uso de pasarelas para moverse por ella. Esta plaza se encuentra en el corazón de la ciudad y su construcción data del siglo IX. Los edificios más importantes de la plaza son la Basílica de San Marcos, el Palacio Ducal, el Museo Correr, el Campanile (el campanario de la basílica) y la Torre dell’Orologio.

Entre los muchos puentes que hay en la ciudad, destaca sobre el resto el conocido Puente Rialto, el puente más antiguo de los cuatro que cruza el Gran Canal. Este puente fue construido entre los años 1588 y 1591 para sustituir a sus predecesores que eran de madera.

Paseando por el Gran Canal un edificio que llama a todo el mundo la atención es el Ca’ D’oro, que se trata de uno de los palacios mejores conservados de la ciudad. La construcción del Ca’ d’Oro comenzó a mediados del siglo XV, con un estilo gótico-renacentista y en la actualidad alberga la galería Giorgio Franchetti.