Primera parte de nuestro viaje. Si vas  a pasear a Londres con los más pequeños, si es posible, viaja en primavera o verano, ya que en invierno los días se hacen muy cortos y demasiados fríos. Pero en invierno posee otros encantos como: las luces, la nieve, las funciones de Peter Pan en Londres, la pista de patinaje sobre hielo del Rockefeller Center y muchas otras sorpresas por descubrir. 

Pero si tu intención es divertirte con tus hijos te ofrecemos algunos consejos. La buena noticia es que los niños hasta los 10 años viajan gratis en el transporte público de Londres, famosamente caro pero confiable y divertido, sobre todo si consigues los asientos de arriba y de la parte delantera en los autobuses de dos pisos.

 En general es una ciudad amable para los pequeños, más aún en primavera y verano, cuando los parques y jardines bullen con actividad y el clima permite disfrutar al aire libre. Si vas a Londres, nunca olvides llevar paraguas y chubasqueros ligeros para toda la familia.

No te puedes olvidar de visitar el Natural History Museum, siempre encontraras un rincón inexplorado. La entrada es gratis (en Inglaterra sólo cobran el acceso a las exposiciones temporales), abren diariamente y es tan grande que nunca terminan de conocerlo. Además está ubicado en un barrio divino y- puedes hacer un picnic en los jardines.

La Torre de Londres, donde actualmente se guardan las Joyas de la Corona, es uno de los paseos que no te puedes perder. Fue residencia real, fortaleza y prisión, y guarda muchas historias para los más curiosos. Los pequeños se quedan fascinados con el graffiti centenario en las celdas de los prisioneros.

Informes: La Torre de Londres: www.hrp-org-uk, Natural History Museum: www.nhm.ac.uk

2 Comentarios

Comments are closed.