Segunda parte de nuestro recorrido con los mas pequeños. Los londinenses aman los picnics. Cualquier parquecito, por diminuto que sea, puede ser de uno. Pero uno de lugar preferido sin duda es Kew Gardens el único jardín botánico, de una reina británica (presumen de cultivar una de cada ocho especies de plantas conocidas).

Por supuesto, la primavera es la mejor época para visitarlo pero en realidad cada estación tiene su encanto. Hay un área cubierta para los más chiquitos con juegos ínteractivos, incluido un túnel en el que puedes observar
terrarios con los ciempiés más grandes del mundo
. En el 2009 cumplió 250 años, y lo celebraron con una serie de eventos y actividades.

La gran atracción de las últimos años ha sido sin duda el London Eye, maravilla de la ingeniería, símbolo del Londres moderno, y todo un asombro de contemplar: una enorme noria futurista- balanceándose de unos cables sobre la orilla del río Támesis.

Merece la pena subirse por las vistas de la ciudad, pero desde el punto de vista de un niño pequeño, no es la gran cosa. Las filas para entrar ya no son tan kilométricas como hace unos años, cuando se estreno. Te subas o no al London Eye, puedes caminar por el South Bank, una zona recientemente recuperada -antes industrial-, donde encontrarás un enorme parque para los niños, un carrusel antiguo y una larga fila de esculturas vivientes, cada cual más estrafalaria, de esas que se mueven si les echas una moneda.

El South Bank es escenario de  muchos street performers: malabaristas, funámbulos, bailarines, músicos y todo tipo de artistas de la farándula con sus espectáculos típicos (¡no se vayan antes de que pasen los sombreros!).
En el South Bank hay zonas de restaurantes, museos y teatros. En el área del
Royal Festival Hall existe uno de los lugares favoritos de la familia para comer: Wagamama, donde sirven fideos orientales, rápidos, no muy caros y deliciosos.

 Siguiendo el Támesis, a una distancia caminable desde el London Eye, puedes llegar hasta la Tate Modem Gallery. Pero a no ser que tengas unos hijos muy tranquilos e interesados en el arte contemporáneo, mejor deja esa visita para otra ocasión. Piensa que los niños crecen rápido, así que disfrútalos mientras sean pequeños.

Información: London Eye: www.londoneye.com , South Bank: www.southbanklondon.com., Kew Gardens: www.kew.org.

2 Comentarios

  1. Estoy completamente de acuerdo, lo mejor es hacer un paseo desde el Westminster, cruzar por el Westminster Bridge e ir subiendo, pasando por el London Eye hasta la Tate. Terminada la visita a la Tate podemos volver a cruzar el Thamesis para cojer el metro. Todo el camino es un ir y venir de personajes y mimos callejeros.

  2. Estoy completamente de acuerdo, lo mejor es hacer un paseo desde el Westminster, cruzar por el Westminster Bridge e ir subiendo, pasando por el London Eye hasta la Tate. Terminada la visita a la Tate podemos volver a cruzar el Thamesis para cojer el metro. Todo el camino es un ir y venir de personajes y mimos callejeros.

Comments are closed.