Este año se celebran los 20 años de inclusión de la República Checa en el listado de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Doce Conjuntos Patrimoniales están incluidos en esta selección internacional de maravillas históricas y artísticas, algunos de ellos, como la ciudad de Praga, cuyo casco histórico está considerado como una de ellas, son algunos de los mejores destinos turísticos de Europa y del mundo. Con la campaña República Checa, Joya de Europa, se promociona este aniversario y se ensalza el ancestral legado de siglos de cultura europea.

Estas son las 12 maravillas checas:

Telč es una ciudad a medio camino entre Praga y Viena, fue reconstruida en el siglo XIV tras un gran incendio que la dejó devastada. Su casco Histórico, plagado de edificios barrocos y renacentistas está incluido en patrimonio desde 1992.

Praga es uno de los mayores escaparates dela Historiade Europa, desde fortalezas del siglo VI a los grandes palacios de los reyes de Bohemia, su centro histórico es todo el una gran reserva monumental. Es patrimonio desde 1992.

Český Krumlov es una pequeña ciudad sureña edificada en la época medieval que se ha convertido en uno de los centros culturales más importantes de Europa con un gran repertorio de conciertos, festivales, exposiciones etc… a lo largo del año.

Žďár nad Sázavou cuenta con la iglesia de peregrinación de San Juan Nepomuceno en Zelená que fue inscrita enla Listadela UNESCOen el año 1994.

Kutná Hora podría traducirse comola Montaña Excavada, es una ciudad relacionada con la extracción de plata, pujante desde el siglo XIII y con una gran riqueza monumental. Patrimonio desde 1995.

El palacio románico de Lednice-Valtice’s y su entorno conforman un recinto inscrito en la lista de la UNESCO desde 1996, en el confluyen las arquitecturas románica, barroca y gótica con la arquitectura paisajística de estilo inglés.

Holašovice es un ejemplo perfecto de la tradicional aldea centroeuropea. Mantiene su estructura medieval  con ejemplos de los que se conoce como “Barroco rural de Bohemia del Sur”.

Kroměříž fue ascendida a ciudad en el siglo XIII, es interesante no sólo por su historia o arquitectura, sino también por la naturaleza de su entorno y las actividades de todo tipo que se pueden realizar en ella.

Litomyšl posee un precioso palacio renacentista de tipo italiano con más de ocho mil dibujos esgrafiados, catalogado porla UNESCOen el año 1999, un centro histórico que es una joya de muestras arquitectónicas y una imortante muestra de arquitectura moderna también.

La ciudad de Olomouc, en la región de Moravia con una columna de la peste del siglo XVIII entre las más importantes de Europa.

Brno es la segunda ciudad más grande dela República Checa, protegida por el castillo de Špilberk, el mayor punto de atracción de la ciudad esla Mansión Tugendhat, la más representativa de Mies van der Rohe.

Třebíč es un centro histórico, religioso y de educación, que se traduce en su riqueza monumental. Posee un barrio judío excepcionalmente conservado. Este barrio yla Basílicade San Procopio son patrimonio dela UNESCOdesde 2003.