Entre todas las ecorregiones que han sido definidas de forma natural en el mundo entero en el último siglo, una de las más importantes de ellas es, indudablemente, la del lago Chad, que se extiende por África, ocupando los territorios de Camerún, Chad, Níger y Nigeria, y que se integra a su vez en un ecosistema mayor, formado por la pradera inundada del Sahara y sabana inundada del delta interior del Níger-Bani.

Este territorio, que ocupa en total una superficie de más de 18.000 kilómetros cuadrados, y se encuentra cubierto en las orillas por el lago Chad, que a su vez forma uno de los pantanos más importantes del continente, se destaca por estar cercana también al humedal de Hadejia-Nguru en la confluencia de los ríos Hadejia y Jama’are, un sitio visitado por expertos de la naturaleza de todo el mundo, y últimamente, también por turistas de varias regiones del planeta.

Hay que destacar, dentro del todo el espectro que ocupa la sabana en sí misma, que el área principal de ocupación está determinada directamente por la denominada “sabana de acacias del Sahel”, y que la mayor parte de los turistas especializados en la ciencia suele llegar a este sitio en el invierno local, cuando miles de aves migratorias de todo el mundo llegan allí para refugiarse de las frías temperaturas de sus sitios de origen.

Sin embargo, en lo que respecta a las demás especies, sobre todo de mamíferos, que supieron ser dueñas del lugar, hay que decir que muchas de ellas fueron eliminadas por la casa furtiva desarrollada en esta parte del continente africano, aunque luego fueran sustituida por el ganado que muchas de las nuevas poblaciones introdujeron para subsistir.

Volviendo a las aves, las más seguidas por los turistas y especialistas suelen ser dos especies que pueden encontrarse únicamente en este sitio, es decir, que son endémicas, como en el caso de la prinia del lago Chad y la alondra rufa, caso semejante al de los roedores Mastomys verheyeni y el gerbo del lago Chad, quienes aquí pueden verse mientras que han desaparecido en el resto del mundo.