Cuando siglos atrás las comunicaciones eran lentas y limitadas, ciudades maravillosas eran poco conocidas y algunas veces aunque se sabía de su existencia, poco o nada podía hacerse por viajar, de distantes que parecían, perdiéndose así muchos del placer de conocerlas. Hoy es fácil, rápido y cómodo acercase a ciudades como Saná Yemen  capital cultural del mundo árabe. Ciudad milenaria de gran valor histórico y cultural que se convierte en uno de los mejores destinos en Oriente Próximo.

La existencia de Saná capital de Yemen, se remonta al siglo VI antes de Cristo y formaba parte de lo que se conocía como el Reino de Saba. Fue durante su dilatada historia ya conquistada por mamelucos que turcos y aunque por pocas temporadas dejo de ser relevante, siempre se consideró hasta 1992 cuando oficialmente fue proclamada,  la capital de Yemen. Una ciudad preciosa llena de monumentos  que reflejan como en pocos lugares,  la riqueza arquitectónica y artística árabe.

La ciudad de Saná Yemen capital cultural del mundo árabe, fue denominada así por la Unesco, que le confirió reconocimiento como patrimonio cultural del mundo, gracias a los monumentos como hermosos palacios  y mezquitas que se pueden ver dentro de la ciudad. Visitar Saná Yemen, resulta una forma maravillosa de conocer este país en Oriente Próximo de gran relevancia económica y política.  Donde el clima suele ser muy cálido en el verano y muy frío en el invierno, pero templado por momentos y con ligeras lluvias en primavera.

saná yemen

Y en paisajes de hermosos colores, donde el cielo parece rojo en un día tórrido de verano, y el cielo nublado parece intenso y diferente. La ciudad te permite el disfrute total de sus monumentos pero  también el contacto con una cultura exótica y misteriosa para los occidentales, llena de encanto y de sus mezquitas, su universidad musulmana y la rica cocina de oriente.

Imagen: Vista panorámica de Saná Yemen