seguridad1.jpgLa TSA ha propuesto un nuevo sistema mediante el cual los viajeros decidirán el momento en el que pasan por los puntos de seguridad a través de la realización de una reserva, como si de un restaurante se tratase.

Parece ser que el objetivo de esta novedad es eliminar las colas ante los controles de seguridad.

Las personas de viajes de negocio podrían encontrar una ventaja en este nuevo sistema, que quizás consistiría en pagar una suscripción para pasar por un control específico reservado para ellos.

Sin embargo, parece ser que los usuariso del sistema deberían llegar unos 20 o 30 minutos antes que de costumbre, lo que no resulta tan ventajoso.

Por otro lado, la polémica se encuentra en si realmente es correcto esta especie de negocio con la seguridad en los aeropuertos.

Por otro lado, el hecho de tener que habilitar un área específica para estos privilegiados de los controles de seguridad, es un tema a tratar debido al espacio que ocuparía, quizás inexistente, en cada aeropuerto.

Vía: Upgrade travel better