- patrocinador -

Cuando las nieves se despiden de las altas cumbres de Sierra Nevada es un momento excelente para pasear y conocer más a fondo la variedad de plantas y animales únicas de esta región de Granada. La vida botánica parece inesperada en una zona de Andalucía que hace alusión a la nieve incluso en su nombre, sin embargo están allí y muchas de las especies son endémicas. En primavera y verano muestran su máximo esplendor para después volver a refugiarse del invierno.

Si te gusta el turismo ecológico y conocer las especies tradicionales entonces puedes realizar un itinerario en las zonas de unión entre la alta montaña y las alturas medias. Empezamos en el cruce de Los Peñones y terminaremos en el centro de visitantes El Dornajo.

sierra-nevada-verano

Ascendiendo al Collado del Diablo

La primera parte de la ruta es histórica. En el pasado se utilizaba para transportar hielo en burras desde las altas cumbres hasta la ciudad y los pueblos cercanos. Las excursiones por la noche permitían que el hielo estuviera disponible para la venta cada mañana.

La zona de los neveros se alza a 2500 metros sobre el nivel del mar. A los costados encontraremos diferentes especies de vegetación de cumbres silícea. Té, tomillo y manzanilla son algunas de las bellezas de la región, así como claveles de monte, violetas y potentillas.

A mitad de camino encontramos las ruinas del antiguo albergue de San Francisco. Era una zona muy visitada para practicar esquí en sus primeros años. Los medios mecánicos de ascenso llegarían varios años después.

El último tramo va en descenso y es mucho más agradable para los caminantes. Es una excelente zona para mirar el valle de San Juan y su confluencia con el río Genil. Los macizos montañosos y la hermosura del paisaje hacen que Sierra Nevada y sus paseos se vuelvan un atractivo increíble para amantes del montañismo y los paseos al aire libre.