- patrocinador -

abazo.jpgSuiza es un país ejemplar, tanto por las posibilidades de superación y crecimiento que ofrece a sus habitantes como por el trato que brinda a los turistas que eligen el país helvético para disfrutar de sus vacaciones. Deportes, arte y arquitectura y actividades gastronómicas son algunas de las maravillas que se pueden conjugar para hacer de este invierno uno cargado de placer y tranquilidad.

Las excursiones de invierno por el país también son un punto más que importante para el goce. El paisaje nevado que ofrecen las montañas son ideales para observarlas desde un trineo tirado por dos hermosos caballos, un trayecto más que bello que ofrece la ciudad de Sils al Val Fex. Y si de trineo se trata, la bajada de Belalp-Blatten es una de las más hermosas de toda la región, con sus 7 kilómetros de pista.

final-2.jpg

Respecto a las ciudades, además de las turísticas más conocidas, también se encuentran aquellas que sostienen su atractivo en su antigüedad. Por ejemplo Chur, que está considerada la más antigua de todo el país y se jacta de tener 5 mil años de colonización sobre sus espaldas. Además, más de 500 tiendas y 100 bares permiten un hermoso y placentero paseo por sus calles.

En ese apartado también se halla la ciudad de Friburgo. El casco antiguo de la zona está considerado uno de los más hermosos de toda Europa, y constituye uno de los principales ejemplos arquitectónicos de la Edad Media. El encanto medieval se conserva gracias a las más de 200 fachadas góticas del siglo XV.

final1.jpgLos alojamientos en Suiza también son merecedores de elogios, entre otras razones por la facilidad a la que se accede a ellos gracias al perfecto sistema de transportes públicos con la que cuenta el país. Existen más de 150 hoteles económicos y la posibilidad de acceder a reservas por Internet los hacen aún más accesibles, al margen de sus módicos precios que comienzan desde sólo 32,5 euros por persona en una habitación doble.

Además se encuentran otros tipos de hoteles, todos preparados para brindar confort, seguridad y bienestar al turista y su familia. Es el caso de los KidsHotels, alojamientos donde encontrará lo que busca si desea que su niño sea tratado como un rey. O los históricos, que son el resultado de una combinación perfecta entre lo más moderno con la tradición suiza.

Excursiones, alojamientos variados, ciudades antiguas. Todos detalles que, sumados, no hacen más que ofrecer confort y calidad a un destino único. Porque si algo quedó más que claro después de esta recorrida por Suiza es la seguridad que el país helvético es el mejor lugar para disfrutar de las vacaciones de invierno.

- patrocinador -