- patrocinador -

Suiza es un destino único para disfrutar de las vacaciones, y principalmente en la estación del año más fría, ya que es un país de invierno por excelencia y ofrece una amplia gama de destinos en esta época. Los variados gustos de los turistas se pueden complacer completamente en este lugar maravilloso.

Para quienes busquen un lugar relajado, familiar y económico no deben dudar en llegar hasta Friburgo. Además de los precios, en los Alpes de la zona hay trenes sencillos pero eficaces para ganar altura, y junto con las pistas de esquí en perfectas condiciones hacen del lugar un destino ideal para la familia.

esqui-2.jpg

Friburgo también se destaca por la casi inexistencia de riesgo de aludes, el clima moderado sin fríos tremendos y las distancias cortas. Y un dato para no dejar de lado es la variedad de especialidades regionales de comidas que se sirven en los refugios, todo acompañado de una gran hospitalidad.

La Suiza Central también es un lugar sin par. Allí se encuentran emplazadas 14 de las más bellas estaciones de esquí clásicas del país. A pesar de ser, cada una de ellas, únicas por su belleza, todas baten récords: un total de 500 kilómetros de pistas, además de 8 kilómetros de pista para trineos, todo lo cual conforma un núcleo imposible de dejar de visitar.

montana.jpgSin embargo, la cuna del turismo invernal se encuentra, sencillamente, en la zona de los Grisones, patria de las cabras montesas y lleno de pendientes escarpadas para todos los gustos. 45 lugares vacacionales especializados en cada necesidad del turista, desde centros de diversión hasta conspicuos alojamientos familiares.

Este lugar legendario lo es tanto por sus 1.800 kilómetros de pistas de esquí como por su tradición en materia culinaria. Las especialidades como el Capuns, el Pizzocheri, el Salsiz y la cecina son delicias imposibles de perdérselas.

Valais es otro destino que no se puede soslayar para vivir las vacaciones. El nuevo túnel de Lötschberg reduce el viaje hasta allí en una hora, y las 47 cimas que superan los 4 mil metros decoran la perfección de la naturaleza.

fuego.jpgEl pintoresco marco del lugar lo forman los chalés típicos. Además, los baños termales que ofrecen los refugios de montaña brindan un bienestar aún mayor a las exquisitas recetas cargadas de tradición. Porque allí las costumbres, todavía vivas, se encargan de dar más de una sorpresa.

Los destinos de Suiza para disfrutar de las vacaciones perfectas distan de ser pocos: gastronomía, diversión, tranquilidad y naturaleza se combinan para transformar al país helvético en el mejor destino para el invierno.

- patrocinador -