Buda

Te preguntarás para que ir: (Si tienes los medios) es para disfrutar en persona de una leyenda local de lo más peculiar. La cuaresma budista, basada en el calendario lunar y que conmemora el regreso de Buda a la tierra, suele terminar con luna llena a mediados o finales de octubre. En Tailandia coincide con el conocido como Bang Fai Phaya o el rey de las bolar ardientes de Naga, un extraño fenómeno natural que cientos de personas en la frontera entre Laos y Tailandia se reúnen para contemplar.

Según la leyenda, este fenómeno está causado por Naga, la serpiente del río que sale de su cueva marina para celebrar el regreso de Buda. Los científicos dicen que esta especie de estrellas fugaces se forman cuando la luna llena atrae a la superficie burbujas de metano producidas por materia orgánica que entran en combustión en contacto con la atmósfera. La ciudad es pequeña y encantadora y, al igual que la mayoría de las ciudades fronterizas, posee un vibrante mercado callejero. El alojamiento Mut Mee, en la orilla del río es de los más agradables.

La mejor época para ir es entre las 6 y las 9 de la tarde, en la noche de luna llena del undécimo mes lunar (octubre), al final de la pascua budista. Cómo se puede ir, hay un cómodo tren nocturno entre Bangok y Nong Khai. Nok Air y Air Asia vuelan hasta Udon Thaní, a 37 millas de Nong Khai. Ambas ciudades están comunicadas con autobús. Lo que no debes perderte es el barco nocturno y los fuegos artificiales que culminan la pascua budista.