Uno de los lugares que mayormente se caracteriza por sus historias y leyendas es sin duda la localidad de Trakai, ubicada a 28 kilómetros de la capital de Lituania. Este bello destino seduce a sus visitantes con el encanto de sus construcciones y tradiciones.

La ciudad es considerada parque histórico nacional y entre sus mayores atractivos encontramos el Castillo de la Isla, una construcción destacada por ser la única sobre agua en todo el Este de Europa.

La espectacular edificación solía ser una fortaleza defensiva hasta que en 1410 luego de la batalla de Zalagaris se convirtió en la residencia del Gran Duque Vytautas, posteriormente pasó a ser prisión para finalmente terminar abandonado.

horta

Al ser recuperado en la segunda mitad del siglo XX como museo histórico, mostrando a sus visitantes excelentes condiciones, suele ser muy común ver recién casados realizando sus fotos de bodas en las cercanías del lugar.

Otro de los acontecimientos más esperados durante todo el año es cuando en un fin de semana del mes de agosto, se recrea la época medieval en este maravilloso sitio lo que nos permite regresar en el tiempo realizando diferentes torneos a caballo, tiro con arco, entre otras opciones.

Vía Sobre Turismo