Si bien Angola no es un país turístico en todo su esplendor, existen ciertos sitios locales muy agradables de visitar, como por ejemplo la ciudad de Luanda, donde el visitante podrá encontrarse realmente a gusto, al tratarse de uno de los sitios más poblados a nivel local, y que cuenta con mayor cantidad de sitios naturales, sin dejar de lado el aspecto cultural, también interesantísimo en la región.

Por ejemplo, uno de los sitios de visita obliga una vez que nos encontramos en Luanda es la famosa Fortaleza Bar de Sao Pedro da, además de otros espacios que aún perduran de la época colonial en la zona, como por ejemplo muchas de las primeras iglesias del país, entre los que destaca el templo Nosa señor hacer el karma, y Da dos Mizerikorntia Rementios.

Luego, edificios civiles también se ubican en la cima de las construcciones más visitadas, como por ejemplo el Banco Nacional y el Museo de Angola, el cual en la mayor parte de los meses del año destaca por incluir en su interior una bellísimas exposiciones, que sirven tanto para los historiadores, como para los etnógrafos.

Además, en cuanto a la arquitectura característica de la zona, debemos decir que como en muchos otros sitios de África predominan los estilos que también supieron tener su auge anteriormente en Portugal, colonizador del país. En este sentido, sobresalen algunos paseos como la iglesia de Nosa señor hacer Popolo, el palacio de Velia en Benguela, la fortaleza de São Pedro de Katoumpela en Lobito y de las playas de Namibia.

Finalmente, tampoco podíamos dejar de mencionar el KISA Parque Nacional, ubicado 70 kilómetros al sur de Luanda, pero al que se llega con algunos de los muchos tours que salen diariamente con este destino. Fundado en 1957, este parque cuenta con una enorme cantidad de especies locales, como por ejemplo elefantes, búfalos, antílopes y las tortugas marinas.